Contacto ¡Llámanos!Llamanos al 924 898 754

¿CÓMO PREVENIR LAS CAÍDAS EN ADULTOS MAYORES?


La edad es uno de los principales factores de riesgo de las caídas. Los ancianos son quienes corren mayor riesgo de sufrir lesiones graves por caídas, y el riesgo aumenta con la edad. 

Las razones por las que los ancianos sufren mayores riegos de caídas se deben,  en parte, a los trastornos físicos, sensoriales y cognitivos relacionados con el envejecimiento, así como a la falta de adaptación del entorno a las necesidades de las personas de edad avanzada. 

La prevención de caídas en adultos mayores busca reducir los factores de riegos y fomentar medidas eficaces para reducir el número de personas que las sufren, disminuir su frecuencia y reducir la gravedad de las lesiones que producen.
Roles y responsabilidades del cuidador  
Según la OMS, el cuidador primario es la persona del entorno del enfermo ( la enfermera de turno y el familiar que asume  el papel  de responsabilidad en un sentido amplio y está dispuesto  a tomar decisiones  por el paciente y para el paciente, y a cubrir sus necesidades básicas de manera directa e indirecta. 

Tareas del cuidador relacionado a la prevención de caídas: 

1.    Estar informado sobre el riesgo de caídas en adultos mayores y las acciones de prevención:

  • Tener en cuenta que se necesitan barandas en la cama de la persona con riesgo 
  • Deambulación indicada por médico tratante y supervisada por el profesional que corresponda. 
  • Timbre de enfermería o campana accesible al paciente. 
  • Calzado adecuado para la deambulación. 
  • Luz nocturna encendida. 
  • Acompañamiento permanente en el caso que sea necesario. 

2.    Motivar al paciente para cumplir con las recomendaciones brindadas
3.    Informar las acciones de prevención a otras personas que realicen acompañamiento al paciente. 
4.    Informar a otras personas si el paciente se queda solo por algún motivo. 

Contactarnos para ayudarlos   CLIK AQUÍ

¿Cómo prevenir enfermedades habituales durante el verano?


El verano es para muchos la estación preferida del año. Disfrutar de largas hora de sol, chapuzones en la playa o la piscina y en general la opción de hacer más vida al aire libre nos pone de buen humor.
Sin embargo, debes considerar que el incremento de la temperatura puede tener algunas consecuencias negativas para nuestra salud. Sobre todo por el impacto de los rayos solares en nuestra piel, el riesgo de adquirir algunas infecciones a través del agua y también por el riesgo de consumir alimentos en mal estado.
Recuerda asimismo que, al estar situado nuestro país en la región del trópico, nos hallamos expuestos a males endémicos que se intensifican durante el verano. Es el caso de cierto tipo de malaria y paludismo cuyos vectores pueden desarrollarse en el agua estancada.
Por último, ten en cuenta que debido al cambio climático las temperaturas durante el verano se sitúan en los últimos años por encima de los valores promedio. Este fenómeno puede provocar los llamados golpes de calor, un desbalance hídrico en el organismo que en casos graves podría conducir a la muerte, especialmente en adultos mayores y niños. Para evitar ello, es clave beber agua en la cantidad adecuada.
Para que puedas aprovechar sin preocupaciones la estación veraniega, te brindamos consejos para que evites estos y otros males:
Conjuntivitis

  • Acude a playas y piscinas limpias.
  • Usa lentes acuáticos para evitar que el cloro ingrese a tus ojos.
  • No compartas toallas.

Otitis

  • No te sumerjas demasiado tiempo en el agua y evita movimientos que faciliten el ingreso de ésta a los oídos.
  • Sácate siempre el área de los oídos con gasa o toalla.

Quemaduras solares o insolación

  • Utiliza bloqueador solar con factor de protección FPS 50+.
  • No te expongas por periodos prolongados al sol.
  • De preferencia, evita tomar sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde.

Infecciones intestinales

  • Consume alimentos en lugares salubres.
  • Mantén refrigerados tus alimentos.
  • Lávate bien las manos.

Disfruta al máximo tu verano sin descuidar tu salud.  contactarnos aquí

10 actividades divertidas que puedes hacer cuidando a una Persona Mayor en Casa


Se dice de manera popular que el mejor regalo que le podemos hacer a una persona es darle nuestro tiempo y es absolutamente cierto, no hay nada más valioso que convivir con nuestros seres queridos y esto aplica a cualquier edad, pero sobre todo con nuestros adultos mayores, para ellos el vernos y sentirnos cerca es sumamente importante y ahora les sugerimos 10 actividades divertidas que pueden hacer cuidando a alguien en casa para disfrutar de su compañía.
Al presentarse casos de demencia, muchos familiares no saben como hacer una conexión, de que hablar o como acercase a ellos, los invitamos a quitar esa barrera que nos creamos sin darnos cuenta y activar una convivencia positiva y divertida en casa, cada momento es valioso, así que podremos adaptar estas opciones para disfrutar el tiempo juntos y que tengan sensaciones que permanezcan en ellos como felicidad y satisfacción.
¡Qué comiencen las actividades divertidas!

1:La conexión con la familia

Busquen que sus seres queridos convivan con los integrantes de la familia, sobre todo con niños y adolescentes para poder interactuar y salir de la rutina, el inyectar juventud puede ser muy benéfico para los adultos mayores. Incluso pueden apoyarse con la tecnología para hacer video llamadas o tomarse unas fotos divertidas, enseñarle a sus abuelos videos que les gusten, ver en Facebook las publicaciones de otros miembros de la familia e incluso ver un partido de fútbol, una novela o película que puedan disfrutar juntos.

Los niños suelen querer buscar actividades y juegos por realizar, así que permitan que armen un rompecabezas, pinten o dibujen algo divertido o usen un juego de mesa sencillo y divertido para hacer con los adultos mayores, ya que las actividades compartidas ayudan a mantener vínculos y a estar contentos.

¿Qué son las Úlceras por Presión? Prevención y Tratamiento


La frase úlceras por decúbito o UPP (úlceras por presión) indica la presencia de lesiones por la permanencia del paciente en una sola posición por largos períodos de tiempo. Ese término significa lo mismo que las palabras llagas o escaras. Estas lesiones son causadas por la presión prolongada sobre alguna zona del cuerpo al apoyarse contra la cama (sacro, crestas ilíacas, talones, codos, glúteos, hombros, rodillas, etc.),ocasionando la disminución de la circulación ya de por sí difícil. Como consecuencia se aminora el aporte de oxígeno a esos tejidos comprimidos, llevándolos a morir. Las lesiones más superficiales de la piel enseguida afectan a todos los tejidos que están debajo de ésta. La lesión primaria semeja a una ampolla, en ocasiones a una quemadura cuando ha perdido la parte más superficial de la piel. El tejido se advierte rosa vivo, casi rojo, formándose una capa forma en una placa o costra de color oscuro.
CLASIFICACION DE LAS ÚLCERAS
Estadio I: afecta a la epidermis; hallaremos un enrojecimiento de la piel, a pesar de aliviar la presión de la zona.
Estadio II: se manifiesta a través de una falta de continuidad de la piel ya que afecta a la epidermis y a la capa superior de la dermis. Encontraremos la piel erosionada y posiblemente algún flictena (ampolla).
Estadio III: afecta a la parte más profunda de la dermis por lo que visualizaremos una herida en forma de cráter.
Estadio IV: se pierde totalmente el grosor de la piel y la herida afecta a estructuras internas como pueden ser el músculo y el hueso.


Estas lesiones se forman con extraordinaria rapidez, en ocasiones el mismo día es posible ver esos cambios. Todas las áreas del cuerpo del adulto mayor que estén apoyadas directamente contra la cama son susceptibles de deteriorarse, conduciendo a formar esas tan temidas llagas o escaras. Un factor que favorece extraordinariamente la formación de estas lesiones es la humedad, la presencia de excremento y de orina, macerando muy rápidamente la piel y dando lugar de inmediato a la formación de la escara. Una vez que la llaga o úlcera se ha presentado en forma de costra, los tejidos que se encuentran debajo sufren mayor compresión, aumentando por consecuencia la extensión de la lesión. Y si alguna bacteria penetra bajo esta lesión se desarrolla una infección. Como con mucha frecuencia las llagas están cerca del ano, se contaminan con el excremento, y obviamente, con las bacterias que éste contiene, por lo cual sugerimos especial cuidado en esta área.
Pasados unos días (en ocasiones hasta 30 días), los bordes de la costra se levantan hasta que finalmente cae, descubriendo porciones profundas de la piel, el músculo y hasta de hueso. Si no se manejan adecuadamente, estas lesiones se cavitan (forman túneles), lo que hace cada vez más difícil su curación. Un olor característico denota la mala evolución de este problema. En el lecho de la herida se forma una secreción amarillo-verdosa, de mal olor, que denota también el desarrollo de un proceso infeccioso.
Una vez que esta llaga alcanza niveles o estratos más profundos de la piel o de los músculos, la probabilidad de que se presente una septicemia (infección que se disemina por todo el organismo a través del torrente sanguíneo) es mayor y eso constituye la causa número uno de las muertes por esta complicación.
CUIDADOS DE LA PIEL
La piel de los adultos mayores es extramadamente frágil y una inspección cuidadosa de la misma se debe convertir en una rutuna de nuestro trabajo. La hora del baño o de los cambios posturales pueden ser un buen momento para observar su integridad, color, vascularización, humedad…
Los cuidados de la piel comienzan con un buen lavado diario con agua y jabón neutro. Esto elimina sustancias que procedentes del sudor, heces, secreciones, orina etc. Pueden irritar la epidermis.
El secado debe ser minucioso, sobretodo en zona de pliegues (ingles, mamas…); Es muy importante que después hidrataremos la piel, ya que su piel suele resecarse mucho y este ser un factor de riesgo.
Es importante provenir las lesiones por fricción durante el baño o los cambios posturales.
Salvo en las zonas que presentan enrojecimiento o isquemia, la aplicación de masajes está recomendada (provoca una vasodilatación que aumenta la afluencia de sangre y nutrientes).
En personas incontinentes debemos extremas las medidas de higiene y mantener la piel lo más limpia posible. Asimismo la cama o el sillón deberán estar sin arrugas, secas y libres de cualquier cuerpo extraño.
MANEJO Y PREVENCIÓN
Como en todas las cosas, pero especialmente en medicina, el mejor manejo o tratamiento es la prevención.
Cuando al adulto mayor, o cualquier persona, lo obliga su estado a permanecer la mayor parte del día en la cama, es necesario preparar una cama preferentemente de tamaño individual u hospitalaria que facilitará la tarea de moverlo.  El colchón puede ser convencional, de agua, de aire depresión intermitente, un colchón de “huevera” (algunas personas lo llaman de cascarón de huevo)o cuando menos una zalea de borrego.
COLCHÓN DE AGUA
Este colchón permitirá que con el menor de los movimientos del adulto mayor enfermo, incluso su respiración, el agua se mueva y por lo tanto la circulación se mantenga activa en esas áreas críticas de su piel.  Este colchón se llena con agua de la llave y no necesita de ninguna instalación adicional. Antes de que llenes de agua el colchón, colócalo sobre la cama donde permanecerá, y ahí llénalo.  El colchón contiene cerca de 150 L de agua y el subirlo del piso a la cama puede ocasionarte fácilmente una hernia o que desaparezcan todas tus buenas intenciones.
COLCHÓN DE AIRE DE PRESIÓN INTERMITENTE
Está formado por una enorme cantidad de rombitos inflables cuyo aporte de aire tiene diferentes e independientes conductos de origen.  Una vez inflado, el colchón requiere de una fuente de poder o batería que gobierna su funcionamiento. Un pequeño regulador que forma parte del equipo, desinfla unos rombitos e infla otros, modificando o alternando la presión en ellos, con una frecuencia de cada 15 segundos. De este modo, las distintas zonas de la piel nunca permanecen apoyadas en el mismo punto por más de 15 segundos, favoreciendo la circulación en todo el cuerpo.
Los inconvenientes de estos colchones son el costo y que pueden pincharse con cierta facilidad. No obstante, se reparan como las cámaras de bicicleta.
COLCHÓN DE  “HUEVERA” O DE CASCARÓN DE HUEVO.
Se le llama así porque se asemeja a los empaques donde se acomoda el huevo para su venta. Tiene la misma dimensión que un colchón individual y su forma permite que el aire pase entre el colchón y la piel del paciente, manteniéndola seca y ventilada. Estos colchones también se pueden lavar. El consejo es que coloques una sábana sobre el colchón para que sea más efectivo.
PROTECTORES PARA TALONES Y CODOS.
En el comercio local existen unas taloneras y coderas hechas de lana, de espuma tipo huevera o forradas por dentro de zalea de borrego. Poseen cintas con cierre tipo velcro que se ajustan perfectamente y evitan la compresión y el roce de estas partes del cuerpo con las sábanas o con el piso. Estos accesorios son magníficos y muy recomendables.
Algo bueno para prevenir muchos problemas será aplicar algún lubricante sobre toda la piel, como crema, aceite, vaselina; en especial sobre las superficies donde los huesos están inmediatamente bajo la piel o amenazan con asomarse (crestas ilíacas, codos, hombros, rodillas, sacros, talones, etc.).  Nunca olvides que a pesar de tener el mejor de los colchones preventivos, debes cambiar la posición de la persona, cada hora al menos, ya de un costado, ya del otro, boca arriba, semi sentado o sentado, y siempre colocando un cojín entre sus rodillas.
TRATAMIENTO.
Supongamos que a pesar de todos los cuidados que le proporcionas al adulto mayor, una llaga apareción lo único y, desde luego, lo mejor que debes hacer, es tratarla para evitar las consecuencias que se mencionaron anteriormente. Al principio, la llaga es solamente una raspadura que muestra la parte central con un color rojo fresco, vivo.
En este momento hay que lavarla con agua y jabón neutro y a continuación, utilizando gasas esterilizadas (evitar el uso de algodón, ya que deja filamentos en la lesión que impiden su satisfactoria evolución), aplica un antiséptico, como “Isodine” en espuma, frotando vigorosamente aunque eso le cause un poco de dolor. Será un excelente remedio si después de este aseo rocías la llaga con “Rifocyna” en spray o “Ketanserina” (la cual muestra efectos benéficos sobre la cicatrización ya que interviene en sus tres niveles: inflamación, granulación y epitelización. Mejora notablemente la formación y desarrollo del tejido sano de granulación. Resultados farmacológicos sugieren que la ketanserina es capaz de mejorar la microcirculación en el área de la herida aumentando con ello el aporte de oxígeno y nutrientes en el tejido. Además de estimular la reproducción de células de la epidermis y dermis) y la cubres con una gasa estéril.  Este procedimiento deberás repetirlo al menos cada 24 hrs.
Si a pesar de tus cuidados aparecen zonas amoratadas y reblandecidas en su piel, por favor no las retires, solamente acolchónalas con algodón envuelto en gasa e impide que la persona permanezca apoyada sobre esa área por mucho tiempo.  Una vez que se tornen como costras y sus bordes se empiecen a levantar, entonces sí es oportuno que las retires, ya que la dureza de la costra ocasiona mayor presión debajo de la misma y favorecerá la extensión de la llaga.
Al levantar la costra, aparecerá un agujero, con bordes blancuzcos, verdosos y amarillentos, que en ocasiones sangran un poco y tienen cierto olor característico que no es desagradable, pero sí lo será cuando la lesión esté infectada.  Esas porciones cuyo color no sea rosado o rojizo, deberás retirarlas con tijeras y pinzas, puesto que se encuentran necrosadas (son tejidos muertos).
A esta altura del tratamiento se recomienda que la primera curación la haga un médico, pues a ti te resultará especialmente doloroso, sin mencionar lo que sienta la persona.
Una vez limpia la lesión de tejido muerto o necrótico, lava escrupulosamente con agua estéril o hervida y jabón o “Isodine” en espuma, pasando por alto el sangrado que pueda presentarse, siempre que sea discreto. Si el sangrado es abundante, comprime la zona con una gasa durante tres minutos hasta que se detenga. El cepillado de la lesión con la gasa recomendada es la mejor forma de asear a conciencia y asegurar la menor cantidad de curaciones y, como consecuencia, menos sufrimiento de la persona. Una vez debridada (limpia del tejido necrótico) y aseada, toma una gasa estéril, imprégnala de “Isodine” en solución y empapa perfectamente la lesión con ella, cubriéndola con otra gasa gruesa * y utilizando cinta adhesiva del tipo Micropore, que causa menos lesiones en la piel al desprenderla. Otra excelente cinta es la Transpore aunque es un poco más  difícil de encontrar en el mercado local.
Cabe destacar que es de suma importancia la opinión y supervisión de un médico o  un especialista en cuidados para el adulto mayor o paciente que requiera cuidados en casa.

*Otra sugerencia practica es el uso de toalla sanitaria femenina en lugar del uso de gasa ya que permite la circulación de aire y no es agresiva en la presión que ejerce.

Recomendamos, si se quiere profundizar más en el tema, dar click  este enlace AQUÍ

7 cualidades de una buena enfermera para el cuidado del adulto mayor


En América Latina, las personas mayores de 65 años duplicarán su número entre 2019 y 2025.estudio realizado por (OMS)Cuando una persona mayor enferma tiene la necesidad de atención exclusiva y la primera opción, por lo general, es un familiar cercano (Cuidador Primario). Sin embargo, no siempre se cuenta con éste o se requiere preparación y experiencia; es por eso que existen personas dedicadas a brindar esta atención a domicilio.

Por la importancia de dicha atención es que te presentamos las 7 cualidades  que debe tener una buena enfermera para el cuidado del adulto mayor , así como lo primero que debes analizar al momento de elegir a uno es :

1.- Vocación – Los cuidadores por lo general tienen un alto sentido de altruismo, empatía y voluntad de servir. En su personalidad se caracterizan por ser pacientes, tener una excelente actitud y por supuesto atender al paciente con dulzura y amabilidad. Ingredientes muy importante que debes considerar al hacer tu elección.

2.- Experiencia – Definitivamente la experiencia que tiene la enfermera es fundamental para decidir entre los candidatos, ya que determina si puede o no manejar algún tipo de incidencia con nuestra persona mayor. Debes tener en cuenta para ser un buena enfermera se debe tener experiencia previa, aunque paradójicamente una enfermera sin experiencia es más atento y está más dispuesto a ayudar.

3.- Formación académica – La preparación académica y certificaciones son indispensables para brindar los cuidados adecuados a nuestra persona mayor. Sin embargo, si la enfermera tiene una mala actitud o poca ética, ni todo el entrenamiento ni toda la formación harían de él o de ella  un buena enfermera(o).

4.- Confianza – Una enfermera trabaja gran parte del tiempo sin ningún tipo de supervisión, es por eso que se debe solicitar algún tipo de referencia sobre el desempeño de su actividades con otros pacientes o acercarte con una agencia o empresa que tenga estas referencias y exámenes de confianza, lo que podría darte pistas sobre si puedes o no confiar en él o ella. ¡Siempre confirma las referencias!

5.- Rendición de cuentas – Recuerda que cualquier persona que no puede admitir errores del pasado debe ser visto con sospecha; cuando una enfermera culpa a otros de las cosas que suceden, definitivamente no es de fiar. Las personas responsables aceptan su culpa y hacen algo para enmendar su responsabilidad.

6.- Honestidad – Esta cualidad significa que ellos llegan con puntualidad, que manejan sus responsabilidades con precisión y que por lo general pueden dar cuenta de la administración de medicamentos (aquellos para los que están calificados de dar), de los suministros y así como del dinero que se le encomiende para gastos del beneficiario de los cuidados o de la persona mayor.

7.- Motivación – Al contratar un cuidador es mejor no considerar a aquellos que sólo lo hacen porque necesitan dinero. Tenemos una tendencia a asumir que significa que no se van a preocupar por nuestro familiar. Debes considerar que el cuidador asume la responsabilidad de la gestión de la persona mayor, por tanto debe tener otro tipo de motivación, valores y un propósito personal que va más allá de la obtención de la compensación económica.

Toma en cuenta estos elementos para que realices la mejor elección para la atención de tu familiar persona adulto mayor.

Al contratar un servicio, tienes derecho a realizar una entrevista personal que ponga en evidencia todas las características aquí sugeridas.

Si quieres recibir un servicio personalizado da clicaquí.

Mito derrumbado: no existe el panetón para diabéticos


El panetón que se ofrece como «para diabéticos» no es tal porque su elaboración es a base de harina procesada, la que al consumirse también elevará los niveles de glucosa en este tipo de pacientes.

Así lo advirtió el endocrinólogo y director del Centro de Investigación en Diabetes, Obesidad y Nutrición, (CIDON), Helard Manrique, quien señaló que no se puede presentar este producto como apto para personas con niveles altos de glucosa.

«En su elaboración,  le echen o no azúcar, siempre tendrá harina procesada, entonces el producto puede tener 20, 30 y asta 80 calorías menos sin azúcar, pero la harina siempre será absorbida por el organismo y elevará la glucosa», explicó en el programa Al servicio de tu salud de Andina canal on line. En ese sentido, advirtió que una persona con diabetes controlada – con menos de 180 mg/dl dos horas después de comer- puede consumir un trozo pequeño de panetón del tamaño de su puño y no más «Pero tomar una taza de chocolate con panetón y mantequilla es algo que solo lo pueden hacer los atletas, que al día siguiente se ejercitarán y quemarán todo eso. Sin embargo, para cualquier otra persona ese exceso se acumulará como grasa abdominal y en los diabéticos elevará el nivel de glucosa», advirtió el endocrinólogo.

La cena navideña.Consultado sobre lo que puede consumir una persona con este problema de salud en la tradicional cena navideña, Manrique dijo que no hay problema si come carne de pavo, pollo o cerdo, porque la proteína no afecta la glucosa.

El punto en cuestión está en los acompañamientos. Los purés, ya sea de frutas como la manzana, camotes o menestras deben ser descartados del menú del diabético.
El punto en cuestión está en los acompañamientos. Los purés, ya sea de frutas como la manzana, camotes o menestras deben ser descartados del menú del diabético.
Esto porque la fruta, la papa o la menestra en presentación de purés está destruido y su absorción será mucho más rápida y elevará la glucosa igualmente rápido. 
Lo más conveniente es comer una papa hervida, o media taza de arroz, o media taza de menestras enteras.
Igual cuidado hay que tener con las ensaladas que deben consumirse sin vinagreta ni yogur, ni mayonesa.
«Verduras semicocidas, con un huevo encima, vinagre, limón, sal y aceite es suficiente para una buena ensalada», señaló.
Y si se quiere tomar un poco de chocolate bastará con una taza pequeña, pero todo esto acompañado de las medicinas que el diabético debe tomar.
«De ninguna manera se debe olvidar las tabletas o la insulina, porque, de lo contrario, al día siguiente terminará en una sala de emergencia con una glucosa disparada a 400 o 500 y puede caer en un coma diabético», afirmó.
Ningún extremo es bueno
El especialista recomendó también evitar un cuadro contrario, es decir la hipoglicemia o niveles muy bajos de glucosa en sangre.
«También hay personas que son absolutamente rigurosas y se van al otro extremo, cayendo en un cuadro de hipoglicemia.
Una glucosa por debajo de 70 es una emergencia que provoca temblores, sudor excesivo y desvanecimiento y debe tratarse con agua azucarada o con un vaso de jugo», dijo finalmente.
para tranquilidad de usted y de su familiar es bueno contar acopañado de un profesional de salud
nosotros te podemos ayudar solo contactenos a nuestro whatsapp

¿QUE CAMBIOS EN SU DIETA DEBEN TENER LOS ADULTOS MAYORES?


Más vida, con mejores hábitos

Con la llegada de la vejez, los cambios corporales son evidentes. Con los años, el cuerpo pierde masa corporal y disminuyen las necesidades energéticas, lo cual genera falta de apetito. Algunos adultos mayores también pueden presentar problemas con la salivación y estreñimiento.
Luego de los 60 años también comienzan a presentarse algunas enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión o condiciones cardíacas. Adicionalmente, la disminución de actividad física puede generar casos de obesidad. Por ello, es necesario adaptar la dieta a medida que se avanza en la vejez.
Estas son algunas recomendaciones para comer mejor a cualquier edad, pero muy especialmente cuando se es mayor.

  1. Más fibra Con los años, la digestión se ralentiza originando problemas de estreñimiento o diarreas, por lo que se recomienda incrementar la ingesta de fibra presente en frutas, verduras y cereales integrales.
  2. Más proteína Los especialistas recomiendan para una persona mayor sana entre 1 y 1.3 gramos de proteína por kilo de peso por día, siempre acompañando la ingesta con ejercicios adecuados para la edad. Para aquellos que tienen alguna condición ósea o están atravesando un proceso oncológico, la recomendación sube a 2 gramos de proteína por cada kilo de peso.Esto significa que, a medida que el calendario avanza, hay que escoger alimentos con más proteínas como las carnes (preferiblemente magras), pescados, aves, huevos, leches, legumbres, panes integrales, arroces, cereales y frutos secos. Se debe procurar que la mitad de las proteínas consumidas sean de origen animal y la otra mitad de origen vegetal.
  3. Más vitaminas Es frecuente encontrar entre personas mayores déficits de vitaminas como la D, B12 y el ácido fólico. Para recuperarlas, es importante incorporar a la dieta alimentos como los pescados azules tipo la sardina, tofu, leche de soya que aportan vitamina D, imprescindible para la absorción de calcio en la lucha contra la osteoporosis. El médico de cabecera también puede recomendarle un suplemento vitamínico acorde con su edad, sin embargo, las mejores fuentes de vitaminas siguen siendo los alimentos, por lo que no debe pasar ninguna de las comidas sin una porción de vegetales.
  4. Mantenerse hidratado A medida que envejecemos vamos perdiendo la sensación de sed pero nos deshidratamos con más facilidad porque el porcentaje del agua en el cuerpo es menor. Por eso la recomendación para los ancianos es tomar agua cada media hora e incorporar jugos de frutas naturales, sin azúcar añadida, caldos e infusiones sin cafeína. La prolongación de una vida plena y saludable es un deseo común. Mantener hábitos saludables garantiza una vejez tranquila y con menos inconvenientes. Adaptar la dieta a las nuevas necesidades energéticas es sólo un paso más para lograr más calidad de vida a edad avanzada.

Recomendaciones para la prevención de un EVC (Enfermedades Cerebrales Vasculares)


La obstrucción de las arterias, la pérdida repentina del flujo sanguíneo cerebral o bien la ruptura de un vaso sanguíneo, son las causas de los Eventos Vasculares Cerebrales, también conocidos como Enfermedades Vasculares Cerebrales o ataques cerebrales. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los EVC son considerados la segunda causa de muerte a nivel mundial.

Si bien estos eventos ocurren de forma repentina, es importante tener en cuenta que existen ciertos hábitos o prácticas que pueden estar contribuyendo a la aparición de alguno de estos episodios; estas costumbres son conocidas como factores de riesgo modificables. Además, es de suma relevancia tener en cuenta los factores de riesgo inmodificables, pues si se combinan con alguna mala práctica pueden incrementar la probabilidad de sufrir un ataque de índole vascular cerebral.

Factores de riesgo inmodificables:

  • Edad: El riesgo de experimentar un evento vascular cerebral incrementa a medida que se envejece.
  • Sexo: Los hombres tienen más probabilidades de sufrir un EVC, sin embargo, más mujeres mueren por esta causa.
  • Genética: Si algún miembro de su familia padeció un EVC, el riesgo de experimentar uno es mayor.
  • Enfermedades como el cáncer, trastornos renales y autoinmunitarios están ligadas a las EVC.
  • Arterias y venas anormales.
  • Embarazo: Durante y en las semanas posteriores al parto.
  • Defectos cardíacos congénitos.

Las acciones que pueden reducir en gran medida las probabilidades de un EVC son las siguientes:

  • Presión arterial controlada. Esto se logra con una dieta balanceada, rutina de ejercicio y medicamentos en caso de ser necesarios.
  • Dejar de fumar.
  • Realizar media hora de actividad física todos los días.
  • Mantener un peso saludable y dentro de lo indicado.
  • Evitar situaciones o tareas sumamente estresantes.
  • Limitar la ingesta de alcohol o suprimirla por completo.
  • No consumir drogas. La cocaína, en especial, es mortal.
  • Implementar proteínas magras, gran cantidad de frutas y verduras, granos enteros y legumbres a la dieta diaria.

Si te interesa obtener más información no dudes visitar nuestra página web, síguenos en facebook, o llámanos e infórmate ahora mismo al : (924898754 ) o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra whatsapp.

CUIDADOS PARA EL ADULTO POSTRADO – PREVENIR LAS ESCARAS


Cómo prevenir una úlcera por presión en pacientes postrados. Cambios de posición constantes en la cama, durante todo el día y la noche.

El problema de la  postración es que podría aumentar de grado con el transcurso de los días. Las úlceras por presión, más conocidas como escaras, son el peligro latente -el cual debe prevenirse rigurosamente- en todo paciente postrado. Sólo bastan 72 horas en cama para que un enrojecimiento de la piel se convierta en una señal de alerta.

Una úlcera por presión (UPP) es una lesión de la piel producida por una presión o fricción constante, provocando el deterioro de los tejidos aledaños. Puede comenzar con un simple enrojecimiento, posteriormente con un adelgazamiento, luego con una ruptura de la zona afectada, y daño en extensión y profundidad. En casos extremos, la herida puede llegar al compromiso óseo (que se vea el hueso)”.

Tres son las recomendaciones para la prevención de úlceras por presión:
– Cambios de posición: La frecuencia debe ser cada tres horas. Si la persona cuenta con un colchón anti escaras, el tiempo será de cuatro horas. Es importante que los cambios se realicen durante las 24 horas del día.
– Alivio de la presión en la piel: Los colchones anti escaras son un método efectivo de prevención. El uso de superficies de apoyo (colchón) no sustituye el cambio de posición.
– Nutrición e hidratación: Una alimentación balanceada es fundamental en pacientes postrados. Por ejemplo, una persona diabética debe mantener su régimen de manera rigurosa. Una piel hidratada está menos propensa a sufrir una herida por fricción (se recomienda beber dos litros de agua diarios). Mantener la piel limpia y seca. 

5 consejos para una buena alimentación del adulto mayor


En los adultos mayores, la alimentación es un aspecto en el que se debe prestar mucha atención, subrayó una especialista.

Riesgos
Debido al proceso natural de envejecimiento, se llegan a presentar cambios físicos y mentales ligados al paso del tiempo, estos cambios presuponen una amenaza para la salud de los adultos mayores, entre los que destacan:

  • Pérdida o aumento de peso.
  • Disminución del agua corporal.
  • Aumento en el contenido de grasa.
  • Pérdida de calcio.
    • Menor capacidad física y mayor propensión a desarrollar enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer, obesidad, problemas del riñón e hipercolesterolemia (aumento de la cantidad de colesterol en la sangre).Por estos motivos, la alimentación de los adultos mayores debe ser un aspecto importante, ya que será determinante al momento de reducir dichos factores de riesgo.

      Alimentos para la salud integral de adultos mayores
      La especialista recomendó seguir los siguientes consejos de alimentación para evitar daños en la salud integral de los adultos mayores:
      1. No abusar en el consumo de grasa, ya que puede originar enfermedades del corazón y otras complicaciones del sistema circulatorio.
      2. Incluir alimentos ricos en proteínas, como carne, pollo o pescado. De lo contrario “se puede estar expuesto a la desnutrición”.

      3. Consumir muchas frutas y verduras a diario. “El poco consumo de verduras y de frutas propicia problemas como el estreñimiento por la falta de fibra, anemia por falta de hierro y osteoporosis”.

      4. Consumir alimentos con calcio, como leche y yogur.
      5. Incluir diariamente en el desayuno, comida y cena, por lo menos un alimento de cada grupo alimenticio: frutas, verduras, cereales, alimentos de origen animal y leguminosas.

      “Además, se recomienda dividir la alimentación diaria en tres comidas principales y dos colaciones para evitar sobrecargas en el estómago y cubrir los requerimientos nutricionales”, explicó nutricionista de NURSE DAILY.

1 2 3 4 7