Contacto ¡Llámanos!Llamanos al 924 898 754

Servicio Inmediato


Soluciones inmediatas a problemas de salud urgentes.

Ud. puede acceder de manera inmediata y sin necesidad de estar afiliado previamente . Contando de manera instantánea con todas las modalidades y planes de servicio que necesite por el tiempo que lo requiera.
Según la necesidad de cada paciente y de su grupo familiar la contratación del servicio varía, permitiendo a la familia no alterar su rutina diaria.

Tipos de contratación:

Por Horas – Por Quincena – Por mes

Personal especializado:

  • tecnicas de Enfermería.
  • Enfermería Profesional.
  • terapeuta fisica
  • procedimientos invasivos
  • colocación de sondas,vías,inyectables
  • consultor Médico.
  • nutrisionista.

Servicio Preventivo


Para quienes buscan tranquilidad a futuro.

Por una pequeña cuota mensual prepaga, los usuarios acceden al servicio de acompañantes cuando lo necesiten, evitando un costo elevado y asegurándose de recibir un servicio eficiente y eficaz como solo Siempre puede brindarle, sin abonar ningún cargo extra cuando lo utiliza. Las opciones de servicio se distinguen según el lugar donde se desarrollan:Este servicio es prestado por Acompañantes de Salud, cuya tarea principal es ocuparse de la Higiene y Confort del paciente.

Sanatorio u Hospital:

A través de esta modalidad es posible acceder a la compañía de personal calificado durante el tiempo que implique la internación del paciente. Puede disponer de la mejor calidad asistencial durante la estadía hospitalaria y elegir entre una cobertura de 8, 12 o 24 horas, de acuerdo con sus necesidades. De manera opcional, se podrá complementar dicha cobertura con los siguientes servicios que se detallan a continuación.

Post Internación:

Una vez que el paciente egresa de su internación, habitualmente la misma no se encuentra restablecida en su totalidad. A través de este servicio, que debe ser usado en forma inmediata al alta, el afiliado podrá estar acompañado por un asistente profesional en su domicilio, una cantidad de días igual a los de servicios recibidos en el sanatorio u hospital. De acuerdo con las necesidades de cada caso, podrá optar por una cobertura de 6,12 o 24 horas.

Domicilio:

Ésta es una modalidad para aquellas personas, que sin haber estado internadas y teniendo una patología reciente y/o transitoria (no crónica), deseen contar con los cuidados profesionales de un acompañante de Salud de Siempre en su lugar de residencia. De acuerdo las necesidades del caso, puede optar por una cobertura de 6, 12 o 24 horas.

10 SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER


El mal de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva e incurable, es decir, un trastorno que causa la destrucción progresiva e irreversible de las neuronas. El Alzheimer generalmente afecta a personas mayores de 65 años, siendo la causa más común de demencia en la población anciana.

Por ser una enfermedad de lenta evolución y con señales y síntomas iniciales y que  pueden confundirse fácilmente con el proceso natural de envejecimiento, muchos pacientes esperan, a veces años, para tener el diagnóstico de su enfermedad de Alzheimer establecido.

Aunque no exista cura y los tratamientos no son capaces de cambiar el curso de la enfermedad a largo plazo, el diagnóstico precoz del mal de Alzheimer puede traer algunas ventajas para el paciente, tales como una mayor capacidad para anticipar y planificar el futuro en las etapas más avanzadas de la enfermedad, cuando el paciente estará incapaz de tomar decisiones  profesionales y financieras y el inicio temprano de los tratamientos que ayudan a mejorar la calidad de vida, porque los medicamentos son más eficaces en las primeras etapas de este mal.

En este artículo vamos a hablar sobre 10 síntomas más comunes en la enfermedad de Alzheimer, muchos de ellos presentes en las primeras etapas, y que deben servir como una advertencia para el paciente y su familia.

Si  quieres saber más detalles sobre la enfermedad de Alzheimer, incluyendo causas, diagnóstico y tratamiento, lee: síntomas ,causas y tratamiento

10 SÍNTOMAS QUE PUEDEN INDICAR UNA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER INCIPIENTE

Como ya se mencionó en la introducción del artículo, la enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia en la población anciana. Llamamos de  demencia un conjunto de signos y síntomas relacionados con el deterioro de la capacidad intelectual, que incluyen, entre otros, pérdida de memoria, dificultad con el razonamiento lógico, cambios del lenguaje, dificultad de escritura,  problemas de organización de pensamiento y  cambios del comportamiento.

La demencia es un síndrome de instalación lenta y gradual, que puede tardar años hasta que sus signos y síntomas sean obvios. Como ocurre en pacientes de edad avanzada, sus síntomas iniciales son a menudo pasados por alto por la familia y por el propio paciente, siendo tratados como cambios normales de la vejez.

Lo que  vamos a explicar a continuación son 10 signos y síntomas típicos de la enfermedad de Alzheimer, que pueden ser considerados como señales de advertencia. Muchos de estas señales pueden presentarse en las primeras etapas de la enfermedad, en una época en la que el paciente es totalmente independiente y capaz, y es más difícil establecer el diagnóstico.

1- PÉRDIDA DE LA MEMORIA

La pérdida de la memoria para hechos recientes es el síntoma más típico de la enfermedad de Alzheimer y está generalmente presente en etapas tempranas de la enfermedad. Inclusive cuando la pérdida de memoria no es un síntoma de lo que el paciente o sus familiares se quejan, todavía, si bien investigado por el médico, es posible detectarlo.

La característica principal de la pérdida de la memoria de la enfermedad de Alzheimer es el olvido de acontecimientos recientes y la dificultad de aprender cosas nuevas. En las primeras etapas, el paciente  puede recordar de una  fiesta que ocurrió hace 20 años, pero no sabe lo que tenía para el desayuno. Con el avance de la enfermedad, sin embargo, la pérdida de memoria alcanza los hechos antiguos, y el paciente puede empezar a olvidar el nombre de familiares cercanos.

Una persona olvidarse de organizar una reunión y recordar más adelante, es normal. Olvidarse que concertó una reunión y no recordarse nunca más, inclusive después de ver en su propia agenda el encuentro con su propia letra, es un signo de advertencia. Del mismo modo, es normal entrar a una sala, olvidar que hacer allí, pero después de un tiempo volver a recordarse y conseguir terminar la tarea que había planeado inicialmente. Por otro lado, no es normal que una persona durante todo el día entre en una sala varias veces, siempre con el mismo objetivo y olvide lo que iría hacer  antes de completar la tarea.

Otra situación que debe llamar a la señal de advertencia es cuando notares que el paciente repite una pregunta varias veces al día (por ejemplo, ¿a qué hora es la cita mañana?), aunque ya ha contestado más de una vez.

A menudo, la pérdida de la memoria de las fases iniciales de la enfermedad de Alzheimer es sutil y se detecta solamente si los familiares están muy atentos. Una prueba que se utiliza para probar la memoria a corto plazo es proporcionar al paciente una serie de 3 palabras o simples objetos (ex: llave, fósforo y lápiz) y después de 5 a 10 minutos le pide que repita lo que le dijeron o mostraron. El paciente con enfermedad de Alzheimer no puede recordar los nombres o de los objetos inclusive cuando la familia trata de ayudarlo dándole consejos.

  • Qué es normal:olvidos puntuales  durante todo el día, pero que el individuo pueda recordar cuando se le solicite o después de algún tiempo haciendo memoria. Y aunque la persona no recuerde completamente, ella puede tener un vago recuerdo de un hecho.

2- PÉRDIDA DE OBJETOS PERSONALES

El paciente con Alzheimer pierde objetos personales con facilidad, no sólo porque él no puede recordar donde los guardó, sino también porque es común que los objetos se almacenan en lugares extraños, como, por ejemplo, dejar la llave del coche dentro de la nevera.

Personas sanas pueden perder objetos y, a veces, inclusive dejarlos en localizaciones inusuales por error. La diferencia es que la persona sana puede reconstruir mentalmente las rutas y ubicaciones recientes donde él estuvo y finalmente descubriendo donde el objeto se perdió, aunque sea en un lugar no apropiado, como cuando nos olvidamos las llaves de casa dentro del cuarto de baño.

El paciente con Alzheimer no sólo no puede rehacer mentalmente el camino reciente, sino también no pone los objetos lugares extraños solamente por error, coloca las llaves en la nevera porque se confunde acerca de la utilidad real de nevera o de las llaves

En etapas más avanzadas de la enfermedad, el paciente con Alzheimer pierde la capacidad de poseer dinero, porque lo pierde fácilmente y ya no le da más su debido valor.

  • Qué es normal:olvidar donde dejó objetos personales, pero puede encontrarlos después de un tiempo buscando en los lugares donde estuvo  recientemente.

3- DIFICULTAD PARA COMPLETAR TAREAS

El paciente con Alzheimer puede notar dificultad progresiva para realizar tareas más complejas, como llevar la contabilidad de casa, aprender las reglas de un nuevo juego, aprender a utilizar un nuevo software de computadora o seguir las instrucciones para llegar a una determinada ubicación. Realizar múltiples tareas al mismo tiempo también se convierte en inviable. Los pacientes en una posición de autoridad pueden tener dificultad para montar planes, estrategias u  organizar eventos.

Con el  pasar del tiempo, los problemas se vuelven más comunes, y las tareas más simples, tales como conducir automóviles, encender el televisor o ejercer las tareas habituales de su trabajo pueden ser complicadas.

Los pacientes pueden notar que las dificultades van  aumentando, pero generalmente crean coartadas para tratar de justificar estas nuevas dificultades. A menudo, el paciente empieza a evitar ciertas situaciones sociales con el fin de ocultar sus limitaciones.

En las etapas avanzadas de la enfermedad, el paciente no puede realizar tareas básicas de la vida cotidiana, como alimentarse, vestirse o bañarse, sin la ayuda de un miembro familiar o amigo.

  • Qué es normal:adultos mayores sanos pueden tener dificultad con los dispositivos electrónicos, especialmente si no están acostumbrados con la tecnología o el aparato es intuitivo. La pérdida de los reflejos y la caída de la acuidad visual y auditiva también son comunes con la edad, razón por la cual muchos ancianos comienzan a tener dificultad para conducir, sin ser necesariamente un signo de demencia.

4- DESORIENTACIÓN TEMPORAL Y ESPACIAL

Los pacientes con Alzheimer pueden perder la noción del tiempo, causar confusión con las fechas, estaciones y el paso de las horas. Este problema se llama desorientación temporal. Una forma de averiguar si el paciente está orientado  temporalmente es preguntarte sobre la fecha de hoy, incluyendo mes, día y año.

El paciente con desorientación temporal también puede tener dificultad para comprender las situaciones que no están sucediendo en este momento. Narrativas en el futuro o en el pasado pueden ser confusas. Si el paciente ya está en algún lugar por unas horas, él puede no ser capaz de decir cuánto tiempo ya está allí.

Otra forma de desorientación común en la enfermedad de Alzheimer es la desorientación espacial, es decir, el paciente tiene dificultad para reconocer el local donde está. Si está en el hospital, él puede decir que está  en casa o simplemente decir que no sabe dónde está. Además, si se le pregunta, él también no será capaz de decir Cuándo y cómo llegó allí.

En etapas avanzadas de la enfermedad, la desorientación espacial asociada a pérdida de la memoria aumenta el riesgo del paciente perderse en la calle y no poder volver a la casa.

  • Qué es normal:confundir las fechas simples, como el día de la semana o el día del mes. Confundir el año en los primeros meses del año es también común. No es normal  decir que estamos en 1989 en el año 2016 o que estamos en abril cuando, en realidad, es diciembre.

5- PROBLEMAS DE LENGUAJE

La enfermedad de Alzheimer también puede causar malestar en el área de lenguaje. El paciente no sólo empieza a tener problemas de vocabulario, sino que también puede tener dificultad para mantener una conversación, por no  entender o decir algunas palabras. El individuo puede parar en el medio de una frase y no tener la menor idea de cómo continuar.

También es común él empezar a repetirse o llamar a las cosas por nombres alternativos, tales como, por ejemplo, para llamar a teléfono móvil de la mano.

Seguir más narrativas más largas, como ver películas o piezas de teatro, por ejemplo también puede ser difícil.

Y los problemas de lenguaje, no se resumen a la habla, el paciente también pasa a tener dificultad de leer, escribir e inclusive dibujar.

  • Qué es normal:es común y normal eventualmente olvidar una palabra o dos a lo largo de una conversación, pero de manera que eso no interfiera en la fluidez de la conversación y tampoco le empieza   de ser comprendido. Es importante recordar también que las personas mayores pueden tener problemas de audición que obstaculizan el establecimiento de conversaciones (sorderas en el anciano). Este problema no debe confundirse con los trastornos de lenguaje de la demencia.

6- CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO

Cuando el paciente comienza a presentar los signos y síntomas de la enfermedad de Alzheimer, pero  todavía es capaz de reconocer que algo está mal con sus funciones intelectuales, puede empezar a actuar defensivamente, tiende a alejarse de eventos familiares y sociales. Muchos desarrollan depresión (Lee: síntomas de deprecion).

Conforme avanza la enfermedad, el individuo pierde la capacidad para reconocer sus problemas. En la mayoría de las veces el paciente llega al médico a través de su familia y no por su propia iniciativa.

En etapas más avanzadas, el paciente puede comenzar a tener conductas extrañas, tales como la pérdida de inhibición y cambios de humor. Agresividad en relación a los amigos y familiares o  exposición pública de los órganos genitales son dos situaciones relativamente comunes. También pueden aparecer síntomas neuropsiquiátricos tales como alucinaciones, delirios, agitación, ansiedad y signos de psicosis.

El paciente también puede cambiar de personalidad, personas alegres y expansivas pueden convertirse en retraídas y apáticas, mientras personas más reservadas pueden convertirse en desinhibidas.

  • Qué es normal:ancianos pueden convertirse en personas con debilidades y vicios, convirtiéndose menos tolerantes al salir de la rutina. Sin embargo, nada de lo que se asemeje al comportamiento extraño de cuadros de demencias.

7- AGNOSIA

La agnosia es un cambio de la percepción, que hace que el paciente deje de reconocer la utilidad de los objetos o el significado de símbolos o comportamientos. Esto significa, por ejemplo, que el paciente no sabe la utilidad de una silla o de un lápiz.  Él también puede asustarse con sonidos banales, como el timbre del teléfono o del timbre de la puerta. Orinar en el fregadero o evacuar en el sofá puede ser situaciones derivadas de agnosia.

La agnosia colabora también con cambios en el comportamiento del paciente. Es posible que el paciente no reconozca su reflejo en el espejo. A veces, él no entiende que es un espejo, cree que hay un extraño en su casa. Familiares pueden convertirse en gente extraña, que a menudo causa cuadros de malestar y ansiedad.

  • Qué es normal:personas sanas no olvidan de la utilidad de objetos banales tales como asientos de inodoro o un reloj. Cuando estamos demasiados distraídos o realizando múltiples tareas, podemos inclusive hacer algo estúpido, como verter café sobre la mesa o guardar algo en un lugar inadecuado. La diferencia es que, en estos casos, el error es reconocido inmediatamente. Los signos de agnosia son una gran señal  para la demencia.

8- CAMBIOS VISUALES

Para ser una verdadera agnosia, el paciente debe tener la capacidad de ver el objeto, pero no saber cómo interpretar su utilidad. Pacientes con Alzheimer, sin embargo, pueden tener agnosia pero también problemas visuales que los impidan de ver adecuadamente. Dificultades para distinguir colores, reconocer contrastes e identificar distancias pueden ser tareas difíciles.

  • Qué es normal:ancianos generalmente tienen problemas de visión. Problemas para leer de cerca (presbicia) o pérdida de la agudeza visual por cataratas son muy comunes en la población y nada tiene a ver con la demencia

9- PROBLEMAS DE DISCERNIMIENTO O JUICIO

Los pacientes con demencia  comienzan a tener su juicio afectado. Esto incluye situaciones tales como: salir de casa con ropas y combinaciones extravagantes, salir de la casa con ropa totalmente arrugada, dejar de bañarse, distribuir dinero de f manera inconsecuente, usar ropas de verano en el invierno o viceversa, permanecer en su ropa interior cuando hay visita en casa, no tener discernimiento en cuanto a las cosas que dice, etc.

  • Qué es normal:con el pasar de los  años, podemos empezar a dar menos importancia a lo que otros piensan de nosotros mismos. Sin embargo, personas sanas siempre mantienen un cierto grado de civilidad y respeto por las reglas de etiqueta. Dependiendo de las circunstancias,  puedes inclusive recibir a un vendedor en tu puerta en pijamas, pero no vas a recibirlo desnudo o en ropa interior.

10- INSOMNIO

El insomnio no es un síntoma típico y único de la enfermedad de Alzheimer, pero es más común en este grupo que en la población general.

El insomnio puede ser uno de los primeros síntomas, estando presente en aquellos pacientes que ya tienen los biomarcadores de deposición cerebral de beta-amiloide positivos, pero todavía no presentan síntomas clínicos de la demencia.

El insomnio puede manifestarse  como una dificultad para empezar a dormir, haciendo que el paciente permanezca despierto en la cama por mucho tiempo, o una incapacidad para mantener un sueño continuo, llevando al sueño fragmentado y no restaurador.

  • Qué es normal:tener insomnio es común y no significa necesariamente un signo de demencia. Sin embargo, la aparición de un insomnio después de la edad avanzada asociada con otros signos y síntomas descritos anteriormente es otro factor que corrobora con el diagnóstico de mal de Alzheimer.

EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

El Alzheimer es una enfermedad de avanzo tardío, pero que puede ser más rápida en algunos casos. La supervivencia después del diagnóstico puede variar de 3 a 20 años, dependiendo obviamente de cuán tardío fue que el diagnóstico, la condición médica del paciente y la capacidad de la familia para proporcionar atención médica a largo plazo. En promedio, la esperanza media de vida de un paciente con enfermedad de Alzheimer es de 8 a 10 años.

Los pacientes que solamente desarrollan síntomas obvios de la enfermedad de Alzheimer después de 80 años de edad suelen tener una evolución más lenta de la enfermedad que los pacientes que ya están diagnosticados con 60-65 años.

La presencia de síntomas neuropsiquiátricos en el principio del cuadro, incluyendo psicosis, agitación y  agresividad se ha asociado con una evolución más rápida de la enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer lleva a la muerte en etapas avanzadas porque vuelve el paciente totalmente dependiente. Los pacientes normalmente sucumben porque dejan de comer, se deshidratan, ya no pueden moverse y son muy susceptibles a las infecciones, principalmente la neumonía y la infección del tracto urinario.

LA APENDICITIS Y SU MANEJO


Un fuerte, intenso y agudo dolor en el lado inferior derecho del abdomen puede llevar a cualquier persona a la sala de emergencias, sin saber con certeza de qué se padece y siendo apendicitis una de las tantas posibilidades.

El apéndice cecal es una estructura que se encuentra en el ciego, primera porción del colon o intestino grueso. Según algunos autores, el apéndice es un remanente de la evolución, mientras que otros afirman que este tiene una función inmunológica o de defensa en los primeros años de la vida; sin embargo, hoy día a ciencia cierta no se le ha encontrado ninguna función.

Cuando la apéndice cecal se inflama, se desarrolla una enfermedad denominada apendicitis. De acuerdo con el médico especialista en cirugía general laparoscópica Eduardo Rodríguez, entre las causas de la apendicitis está la obstrucción de su luz interna, que puede ser por un fecalito -que es lo más común- o por granos o semillas; o por tumores, en el caso de pacientes de edad avanzada.

No existen factores de riesgo, por lo que la apendicitis le puede dar a cualquier persona, independiente de la edad, sexo, tipo de alimentación, actividad física, etcétera. En cuanto a los síntomas, la apendicitis está asociada principalmente por la presencia de dolor en el abdomen, que inicia en la boca del estómago y luego se localiza en fosa iliaca derecha o parte inferior derecha del abdomen. Se asocia también a cuadros de fiebre, náuseas, vómitos y falta de apetito”, explica.

Según el medico, es posible que en algunos casos se puedan presentar varias combinaciones de estos síntomas, siendo el principal el dolor abdominal. En este sentido, pasadas las 12 horas de haber iniciado los síntomas y en caso de persistir el dolor, se debe acudir a especialista para descartar apendicitis aguda.

Complicaciones, diagnóstico y tratamiento

“Las complicaciones de la enfermedad recaen en la demora en la búsqueda de atención médica, en el diagnóstico o en la cirugía. Al avanzar la apendicitis se llena de pus y luego se perfora, cayendo todo el contenido del colon en el abdomen, desarrollándose una condición llamada peritonitis, que puede ser fatal”, precisa.

El diagnóstico de la apendicitis en hombres es por evaluación clínica, historia médica, examen físico y laboratorios. En el caso de las mujeres, incluye además un ultrasonido para descartar patologías ginecológica. También se puede usar la tomografía, pero únicamente en casos complicados o de presentación bizarra.

Respecto al tratamiento de la apendicitis, el cirujano precisa que este es meramente quirúrgico, que se complementa con antibióticos para el control de la infección. La apendicectomía siempre es una cirugía de urgencia, siendo a la vez la urgencia quirúrgica más frecuente.

La apendicectomia es una cirugía que consiste en la extracción del apéndice. Se puede realizar mediante cirugía abierta, con una incisión en fosa iliaca derecha, o se puede realizar por laparoscopia, con uno o tres puertos.

“Se trata de una cirugía de rutina y como no se le ha encontrado una función al apéndice, por lo que se puede vivir sin él de forma completamente normal”, señala.

CÁNCER RENAL


El cáncer renal es la presencia de un tumor maligno en los riñones, que son los órganos encargados  de excretar las sustancias tóxicas del cuerpo. Normalmente, todas las personas cuentan con dos riñones y se habla de cáncer renal cuando un tumor cancerígeno afecta a algunos de estos órganos.

El tabaquismo, así como la exposición a algunos químicos como la pintura, puede incrementar la incidencia de cáncer renal. Se conoce también que la obesidades un factor de riesgo.

Generalmente, el cáncer renal no presenta síntomas al inicio, porque comienza como un tumor muy pequeño que no causa dolor, por ejemplo. Cuando el tumor ya a avanzado en tamaño, los síntomas clásicos son la presencia de sangre en la orina, dolor en el área afectada y la pérdida de peso.

El diagnóstico se realiza mediante la observación de los síntomas. La presencia de sangre en la orina siempre es una situación que debe ser evaluada, porque la sangre en la orina puede venir del riñón, de la vejiga, de los uréteres y de la próstata. Siempre, en personas mayores de 40 años de edad, la hematuria (presencia de sangre en la orina), ya sea macroscópica (se observa sangre en la orina a simple vista) o microscópica (se observa orina en la sangre en un examen de laboratorio), debe ser evaluado porque esté es un síntoma principal de que algo no está bien.

Las opciones de tratamiento o manejo dependen del estadío del tumor y su posición. Si el tumor se localiza en el riñón, el tratamiento es quirúrgico, que es lo ideal porque gran cantidad de pacientes logran estar en curación de la enfermedad. Si el tumor es muy pequeño, de menos de 7 centímetros, podemos extraer el tumor y la parte afectada, sin necesidad de extraer el riñón completo. Si ya se trata de casos más avanzados, se contemplan tratamientos adicionales.

Se debe hacer siempre los controles rutinarios, con su médico de cabecera una vez al año e incluir exámenes sencillos, como por ejemplo un examen de orina, a través del cual podemos detectar sangre en la orina y que daría paso a exámenes siguientes

FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR


Las enfermedades cardiovasculares tienen en común el desarrollo de una obstrucción de los vasos sanguíneos por placas de colesterol, fenómeno conocido por ateroesclerosis. Las principales enfermedades cardiovasculares, según el órgano afectado, son la enfermedad coronaria, que afecta las arterias del corazón, y la enfermedad cerebral vascular, que afecta las arterias del cerebro.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la primera causa de muerte en el mundo son las enfermedades cardiovasculares. Forman parte de las hoy llamadas enfermedades crónicas degenerativas no transmisibles.

«El desarrollo de la enfermedad depende de la presencia o ausencia de factores de riesgo cardiovascular, de ahí que la principal medida de prevención es la modificación de los factores de riesgo cardiovascular»

Factores de riesgo

Médico especialista en enfermedades cardiovasculares explica que los factores de riesgo clásicos analizados en estudios poblacionales han sido clasificados como factores de riesgo no modificables y factores de riesgo modificables. Dentro de los factores de riesgo no modificables se encuentra a la edad y la genética; mientras que dentro de los factores de riesgo modificables está el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes y la dislipidemia.

El especialista destaca que ha emergido, como parte de la evolución demográfica de las últimas décadas, la obesidad como nuevo factor de riesgo cardiovascular.

Asimismo, precisa que todos los factores de riesgo cardiovascular modificables pueden ser eliminados si se vive en estilos de vida saludables.

«La epidemiología de la enfermedad cardiovascular se ha modificado en los últimos años debido a la mayor prevalencia de factores de riesgo cardiovascular modificables en países desarrollados y en vías de desarrollo, por lo que se recomienda visitar al médico especialista para evaluación integral al cumplir los 40 años de edad en el caso de los hombres y al cumplir los 50 años de edad en el caso de las mujeres».

Deterioro cognitivo leve: un gris entre el olvido y la demencia


Un alto porcentaje de la población mayor de 50 años manifiesta pérdida subjetiva de memoria con ausencia en muchos de ellos de una alteración objetiva de la misma. Pero ni todas las quejas son subjetivas, ni todos los pacientes que las realizan tienen demencia. De alguna forma existe también un área gris entre aquellos individuos que se encuentran en el límite inferior de la curva del funcionamiento cognitivo normal y aquellos que transitan una demencia.

El término Deterioro Cognitivo Leve (DCL), se utiliza específicamente para referirse a un grupo de individuos que presentan cierto grado de déficit cognitivo cuya severidad resulta insuficiente para cumplir criterios de demencia, ya que no presentan un compromiso esencial en las actividades de la vida diaria (higiene, alimentación, etc.). Esta entidad clínica presenta numerosas limitaciones conceptuales; aunque se acepta, de forma general, que se trata de una alteración de las funciones cognitivas, superior a la correspondiente a la edad y nivel educativo del paciente.

A pesar de lo heterogéneo de este concepto, cada día son más frecuentes en las consultas de neurología y atención primaria los pacientes que refieren pérdidas de memoria que no cumplen los criterios de demencia y que terminan siendo diagnosticados como DCL. Esta entidad no es estrictamente una estadio previo a la demencia, muchos pueden permanecer durante años en ese cuadro poco definido.

Existen factores de riesgo para padecer DCL como por ejemplo, presentar una variante de un gen denominado APO E , la depresión, bajo nivel educacional, atrofia e infartos identificados en la resonancia magnética y la presencia de enfermedad cardiovascular y diabetes.

Al momento existe controversia sobre la indicación de tratamiento farmacológico. Desde ya, que los fármacos utilizados para el Alzheimer fueron los primeros en ser testeados en los pacientes que padecían DCL, pero al momento no se han encontrado grandes modificaciones en la progresión de esta entidad clínica. Por tal motivo el tratamiento central es no farmacológico y está direccionado a modificaciones en el estilo de vida.

Este tratamiento se enfoca principalmente en la estimulación cognitiva. Con esto se refiriere a estrategias que pueden realizarse dentro y fuera del ámbito de salud que tienen como denominador común generar un desafío a nuestro cerebro. La realización de ejercicios tales como: sopa de letra o crucigramas; la lectura de un libro; y aprender un nuevo idioma, funcionan de esta forma.

En relación al ejercicio físico, en diferentes estudios observacionales han planteado que tendría un efecto protector sobre el DCL.

CUIDADOS DE ADULTOS MAYORES POSTRADOS POR NURSES DAILY


ORIENTACIÓN A LA FAMILIA EN EL CUIDADOS DE LOS ADULTOS MAYORES POSTRADOS

ACTIVIDADES MENTALES.

El paciente debe usar la atención, la memoria, la imaginación y el lenguaje; esto favorecerá el estado de ánimo y su capacidad mental.

Para ello es útil repasar los sucesos de su vida, tal vez con ayuda de fotos, o las noticias del día; preguntarle (y recordarle) lo sucedido ayer, o pedirle información sobre sus familiares.

La imaginación se puede ejercitar si se le pregunta qué espera del día actual, cuál es su opinión sobre cierto tema, cómo cree que se podría solucionar algún problema.

Durante estas conversaciones deben hacerse frecuente referencia a la fecha y circunstancias presentes, para favorecer su orientación. Las reflexiones deben tener un acento optimista, haciéndole presente los aspectos positivos y no los negativos de su situación. Si se logra hacerlo reír debemos felicitarnos.

También pueden ser útiles para la atención, la memoria y el ánimo algunos juegos (dominó, Cartas, juegos de memoria o de atención), la música o el canto, la colaboración en algunas tareas domésticas o los ejercicios indicados por los especialistas en rehabilitación.

A cada uno de los visitantes puede pedirse que colabore en alguna actividad. Muchas veces los familiares o amigos se sienten estimulados a volver si pueden ayudar al paciente, por eso es importante pedir su colaboración.

ACTIVIDADES FÍSICAS

Debe realizar ejercicios activos y pasivos, es decir ejercicios de flexión y extensión, para evitar que los pacientes se anquilosen y adquieran posiciones viciosas.

CUIDADO DE LA PIEL

La piel del adulto mayor en cama está expuesta a escaras, infecciones y quemaduras.

Ulceras por decúbito

El término de las alteraciones de la piel relacionado a la prolongada estadía en cama se llama ulcera por decúbito y cuando esta afección se torna de color negro es decir de tejido necrótico se llama escara.

Las ulceras por presión, aparecen porque una zona de protuberancia ósea (talones, cara interna de rodillas, caderas, sacro, codos, etc.), sufre presión, que luego de dos horas, la circulación sanguínea a ese nivel se ve disminuida y por tanto hay muerte celular.

Los estadios de la ulcera por presión si distingue por la colación de la piel, primero está enrojecida, violácea y por ultimo negra (necrosis – muerte celular)  que con frecuencia se infecta.

Los adultos mayores tienen alto riesgo de sufrir ulceras por presión, esto debido a las características propias de la piel del anciano, donde  la capa externa de la piel (epidermis) se adelgaza, es por ello que es más sensible a cualquier lesión.

Si a ello sumamos los factores predisponentes como son la inmovilidad, la desnutrición, la pérdida de sensibilidad o conciencia cuando existe un daño cerebral. También influye la mala circulación, como puede verse en diabéticos, y la pérdida del control de esfínteres. El adulto mayor, es frágil a lesiones de la piel.

¿Qué acciones tomar para prevenir la ulcera por presión?

Evitar la inmovilidad. Si el paciente está postrado, deben hacerse cambios de postura cada dos horas. Puede ser colocado de espaldas, de lado o boca abajo. En cada postura debe evitarse que las extremidades o la cabeza queden en posición incómoda, que los talones se compriman contra el colchón (con almohadilla en los tobillos), que las rodillas se compriman una contra otra si está de lado.

Los pies deben mantenerse en 90° con algún apoyo y para evitar que las frazadas los presionen pueden usarse alza ropas; es recomendable uso de frazadas polares, pues abrigan y no pesan.

Si está boca abajo el tronco debe colocarse sobre una almohada.

Los cambios de posición deben complementarse con la protección de las zonas vulnerable, usando rodelas, protectores de codo, almohadillas, taloneras, vendas en los pies.

Si usa colchones anti escaras, no debe obviar los cambios de posición cada dos horas.

Además se recomienda mantener la piel limpia y seca, especialmente en los pliegues. Si se observa una zona enrojecida o ampollada, podría llegar a escararse y debe protegerse con más cuidado, se pude usar parches hidrocoloides.

La sábana debe estar bien extendida y limpia, ya que las arrugas u objetos extraños pueden erosionar una piel frágil.

Esta piel puede lubricarse haciendo fricciones en forma circular con cremas dos veces al día, especialmente en las zonas de apoyo.

Es importante evitar que las ulceras se infecten, las curaciones dependen de con que sistema se está curando, en esta web usted podrá hacer revisión de cura en ambiente húmedo y cura en ambiente seco.

Recordemos que la piel del paciente postrado también suelen infectarse por desaseo, especialmente en los pliegues (mamas, región inguinal, escroto) de pacientes obesos o diabéticos.

Según su naturaleza, además del aseo (con jabón o con emulsiones limpiadoras) deben usarse cremas o pomadas con antibióticos.

LA NUTRICIÓN.

Incluye el aporte de alimentos y de líquido. Los adultos mayores pueden sentir poca sed y se deshidratan con facilidad; el calor, la fiebre o los diuréticos también pueden deshidratar. Los líquidos deben administrarse con el paciente sentado y en pequeña cantidad cada vez. La cantidad diaria debe fluctuar entre 1,5 y 2 litros, incluyendo el líquido de las comidas. Puede restringiese después de cenar para disminuir la orina durante la noche.

Es importante mencionar que se debe tener cuidado con los paciente con diagnóstico de insuficiencia cardíaca y renal. Esto debido a que ellos deben tener un aporte restringido de líquidos.

Si se alimenta por boca es importante la buena presentación y el sabor. La administración debe ser con el paciente bien sentado con la cabecera en 90°, previamente y después debe haber higiene oral.

La alimentación debe ser suficiente y balanceada; muchas veces los ancianos no tienen mucho apetito o si cursan con alguna infección, el apetito se ve disminuido, por ello se debe dar la dieta fraccionada hasta en 5 partes, y complementarse con vitaminas.

La textura de la dieta va a depender de la tolerancia del paciente, recordemos que a los pacientes con demencia senil, este cuadro se va agudizando, y el paciente llega a la disfagia (no deglute la comida), y esto se da progresivamente. Es por ello que si comienza a toser cuando deglute, es un signo que estos alimentos están pasando a la vía aérea y es posible que deba dar los alimentos bien triturados o como puré, con los líquidos el paciente te atorará aún más, se recomienda echar un poco de chuño para que tengan un ligero espesor.

Si no traga bien y existe riesgo de aspiración de alimentos hacia los bronquios, puede colocarse una sonda nasogástrica

En último de los casos, el paciente necesitará una sonda nasogástrica para alimentarse, ante un inminente riesgo a aspirarse, es decir que los alimentos pasen a la vía respiratoria, esto sí pondría en riesgo la vida del paciente con una neumonía por aspiración.

Por otra parte recordemos que los pacientes postrados tienden a estreñirse, esto debido en principio a la inmovilidad, y es necesario que la dieta contenga frutas y verduras, que aportan fibra y junto al líquido evitan la estitiquez (estreñimiento) y las infecciones urinarias.

EL CUIDADO DE LA BOCA

Está destinado a prevenir lesiones e infecciones. Debe hacerse un aseo cuidadoso después de cada comida, con un cepillo suave y flexible. El cepillado debe ir de la encía al borde del diente, para arrastrar los restos de alimento.

Pueden agregarse enjuagatorios. Si usa prótesis deben asearse cuidadosamente todos los días. También debe evitarse la sequedad de la boca dando bastante líquido y protegiendo la mucosa oral con glicerina o miel de bórax

Si los pacientes usan inhaladores deben hacerse higiene bucal luego de su administración, pues este tipo de medicamentos producen hongos bucales.

MANEJO VESICAL E INTESTINAL

Un adulto mayor puede presentar incontinencia de orina o deposiciones, con maceración e infecciones de la piel. También puede presentar estreñimiento y retención de orina con molestias e infecciones urinarias.

Si es posible, debe llevársele al sanitario todos los días. Si no es posible puede hacerlo en una “chata”; otras veces debe usar pañales y ser aseado cada vez que sea necesario.

El estreñimiento puede evitarse con fibras, abundantes líquidos y a veces laxantes. Solo ocasionalmente se necesita recurrir a enemas o extracción manual de deposiciones impactadas.

En caso de incontinencia de orina se recomienda en el varón el uso de un colector urinario o pañal para adultos. En la mujer se usa pañal; también se le puede colocar la chata de vez en cuando, para que orine sin mojar el pañal. Un hule debajo de la sábana protege el colchón, por si fallan las medidas ya mencionadas.

En caso de que porten sonda vesical (Foley), nunca levantar la bolsa colectora por arriba del paciente echado o por arriba de la cintura en paciente sentado. Esto provoca infecciones urinarias pues la orina no estéril retorna hacia la vejiga. Entonces para movilizar un paciente en cama o sentado, debemos clampar o acodar la conexión de la sonda, y de esta manera evitaremos el retorno de la orina hacia la vejiga.

CUIDADO DE LA CUIDADORA.

La persona que cuida al adulto, mayor generalmente es una mujer, la esposa o una hija del paciente. Estos pacientes requieren cuidado las 24 horas del día y la necesidad de estar constantemente alerta por si sucede algo, la necesidad de pequeñas atenciones continuas pueden ser más agotadoras que el esfuerzo físico. Muchas veces la cuidadora sacrifica su vida personal, deja de trabajar, deja de salir y queda aprisionada al lado del paciente. Esto causa stress y agotamiento y puede conducir a enfermedades físicas o psicológicas.

Por esto se recomienda que se establezcan turnos, que toda la familia colabore en el cuidado del paciente, que la cuidadora principal tenga por lo menos un día libre para su higiene mental y que sea atendida si se agota o se enferma.

No se debe esperar que la cuidadora esté agotada para pedir ayuda, sino que deben hacerse reuniones de familia para plantear la necesidad de colaborar apenas se produzca la postración o apenas llegue el enfermo desde el hospital a la casa. Si la reunión se hace con el médico, los familiares tendrán la oportunidad de expresar todas sus dudas o temores.

CUIDADO DE PACIENTE EN CASA POR NURSES DAILY


La postración es uno de los signos más comunes en pacientes en estado crítico debido a la diversidad de procesos musculo esqueléticos, neurológicos, metabólicos, endocrinos, y cardiovasculares, que ocasionan este problema. Las anormalidades que provoca incluyen la presencia de úlceras por decúbito, disfunción respiratoria, urinaria, gastrointestinal y auto traumatismo.

Es frecuente que los adultos mayores presenten enfermedades, transitorias o permanentes, que los obligan a permanecer en cama. La causa puede ser una afección neurológica (destacando las demencias y los accidentes vasculares cerebrales), cardiopulmonar, traumática, y otras.

Los cuidados dependerán por una parte del enfermo, su estado general y mental, y por otra, de los recursos de la familia. En general se intenta mantener su capacidad funcional, evitar complicaciones y lograr una buena calidad de vida, con comodidad y afecto.

CUIDADOS DE UN PACIENTE QUE PERMANECE EN CAMA:

Se recomienda realizar cambios de postura cada dos horas, para evitar la formación de escaras.

Debe realizar ejercicios activos: imitación de caminata o trote, extender el tronco, levantar la cabeza o apoyarla con fuerza en la almohada para elevar el tronco, mover los brazos con o sin un peso. También puede hacer ejercicios isométricos (apretar y soltar los músculos de las extremidades y del tronco sin moverlos). Es indispensable para mantener o aumentar la capacidad de cualquier órgano o sistema, ya sea el cerebro, los músculos o el sistema circulatorio. La inactividad psíquica puede llevar a deterioro intelectual y depresión; la inmovilidad física puede causar atrofia muscular, dolor y deformación de las articulaciones, trombosis venosas en las piernas, osteoporosis y otras complicaciones.

Muchas de estas actividades pueden presentarse en forma de juego, para que despierten el interés del paciente y permitan una interacción con el acompañante.

Además se sugiere utilizar medias o vendas elásticas en las piernas, para evitar las trombosis venosas. Las vendas se colocan desde el pie a la pantorrilla, sin apretar demasiado, y se sueltan 30 minutos cada 6 horas.

Si tiene una mano paralizada, se evita la deformación en garra (empujada) colocando en la palma un rollo de papel confort. Si tiene un brazo paralizado debe levantarlo con el sano varias veces al día; esto impedirá, la rigidez y dolor del hombro inmóvil y servirá como ejercicio para el brazo sano. También se debe evita el pie equino (caído) usando un apoyo que lo mantenga en 90°.

Desde el punto de vista físico, el paciente debería levantarse a diario; si no es capaz de caminar, debe levantarse a una silla; y sólo en última instancia permanecer en cama día y noche.

El paciente debe colaborar en su cuidado personal (aseo, alimentación, vestuario), de acuerdo a su estado.

CUANDO EL PACIENTE ESTA COMENZANDO A LEVANTARSE

Después de permanecer en cama varios días es necesario hacerlo de un modo paulatino. Puede presentar debilidad muscular que le impida sostenerse o bajas de la presión arterial con tendencia al desmayo. Para evitar la baja de presión se comienza por sentarlo al borde de la cama con los pies apoyados en el suelo o una silla. Debe extender los brazos hacia atrás apoyando las palmas de la mano en la cama incluso el brazo Paralizado si tiene una hemiplejia para sostener mejor el tronco. Inicialmente este ejercicio dura sólo uno o dos minutos pero debe repetirse 10 o 15 veces al día. Paulatinamente, en varios días, debería ser capaz de sostener el tronco sin mareos ni agotamiento. Solo cuando tolere esa posición valdrá la pena trasladarlo a una silla o intentar ponerlo en pie.

CUANDO EL PACIENTE ESTA SENTADO

El anciano asiento debe estar cómodo, pero es deseable que sostenga el tronco de un modo activo y no se deje caer en los brazos de un sillón. Puede ser necesario usar elementos de ayuda: cabestrillos (para sostener un brazo paralizado), soporte torácico (como cincha para sujetar al paciente a la silla si no sostiene el tronco), respaldo alto

Estando en silla, puede apoyarse en las manos para levantar las nalgas del asiento; extender e1 tronco; levantar y mover las piernas; girar la cabeza en diversos sentidos. Finalmente, son útiles los ejercicios respiratorios, especialmente hacer intentos por expulsar todo el aire de los pulmones.

LAS CONDICIONES AMBIENTALES

Son importantes. La habitación debe ser tranquila, iluminada, aireada, con temperatura agradable. Debe contar con estímulos, especialmente compañía y cariño de su familia y sus cuidadores. La música o la televisión, si no es capaz de atender a ellas, son más una distracción para el cuidador que para el paciente.

ATENCIÓN PERSONALIZADA EN EL SISTEMA SANITARIO DE NURSES DAILY


Los profesionales de salud de nurses daily, prestamos servicios personales, familiares y comunitarios. Es decir, no atendemos enfermedades sino a personas, familias y comunidades con enfermedades y/o problemas de salud. Y no solo es personalizada, sino también integral, porque el ser humano es un ente biopsicosocial.

El Ministerio de Salud ha señalado, como uno de sus lineamientos fundamentales para el periodo 2016-20117, la implementación de un Modelo de Atención Integral. Esto supone, en términos generales, “priorizar y consolidar las acciones de atención integral con énfasis en la promoción y prevención, cuidando la salud, disminuyendo los riesgos y daños de las personas en especial de los niños, mujeres, adultos mayores y discapacitados.”  La aplicación del Modelo de Atención Integral está permitiendo no sólo mejorar la calidad de los servicios, sino generar mayor protagonismo y participación de la ciudadanía sobre las decisiones y acciones que afectan su salud, en el marco del enfoque de Promoción de la Salud y avanzar hacia mejores niveles de bienestar integral de la persona, la familia y la comunidad.

El paciente en la consulta es un ser  doliente en situación de vulnerabilidad biológica y total  y espera que el profesional le ofrezca alternativas que le ayuden, y que las decisiones se basen en el mejor conocimiento y experiencia del profesional como si fuera el propio paciente en su situación peculiar.

La consulta médica es una entrevista entre personas, y el paciente una persona que busca alternativas que tengan en cuenta su cultura, expectativas y valores. Lamentablemente, en muchos casos el paciente recibe el trato frío del seguimiento estricto de protocolos y guías, del cumplimiento de normas e instrucciones como si fuera “una enfermedad”, no “una persona”.

La atención sanitaria es  nuestra responsabilidad del equipo de salud, nurses daily y la enfermera es parte principal, pues este profesional es quien vela las 24 horas del día por el restablecimiento del paciente.

La formación de enfermeros profesionales debe incluir necesariamente conocimientos en humanidades, con el propósito de aportar elementos de reflexión y de sustentación de comportamientos más loables hacia los pacientes.

Hay posturas personales ante el concepto de paciente, ya que no es fácilmente sustituible por otro. Se han mencionado argumentos en contra del uso de esta palabra, para referirse a quien recibe atención médica y de enfermería y se han introducido otros términos como el de “usuario” e incluso, “cliente”.  En el caso de enfermería, mencionar a un paciente es aludir a una persona, a la que se le han proporcionado cuidados específicos, científicamente sustentados y debidamente acompañados de buen trato y una relación terapéutica humanizada. El paciente es concretamente la persona, que es o ha sido atendido por el médico y cuidado por enfermeros. Esa es una situación claramente entendible y comprensible, incluso de un mayor acercamiento integral que la que se establece con los otros profesionales de la salud. Por otro lado, un usuario lo puede ser de diversos servicios e incluso, de artefactos, mientras que un cliente es quien adquiere determinado servicio, sin que haya una especificidad a ese contacto íntimo y muy interpersonal que se establece con el paciente.

Hay actos que dignifican al ser humano, entre ellos están todos los que benefician como el cuidar

1 5 6 7 8