Contacto ¡Llámanos!Llamanos al 924 898 754

¿Cómo incrementar o recuperar la autoestima en las personas mayores?


Todos los seres humanos, a cualquier edad, debemos sentirnos plenos, orgullosos de nuestros logros y valorados por nuestros seres queridos, pero desafortunadamente es común que en los adultos mayores presenten baja autoestima por caer en la rutina, tener desgaste en su cuerpo, diminución de energía, soledad y el sentir que dependen de alguien para realizar actividades cotidianas que solían realizar solos, por lo que son propensos a vivir con depresión y a que su salud se vea afectada.
Como familia o cuidadores, debemos apoyar a los adultos mayores a que suban su autoestima, que recuperen su alegría por ser ellos mismos y conserven dentro de lo posible una buena salud física y mental, así que les damos respuestas ante la pregunta: ¿Cómo incrementar o recuperar la autoestima en las personas mayores?

  1. Autonomía:Las personas mayores pueden sentirse tristes al tener cierta dependencia, al notar que requieren apoyo para hacer algunas actividades que antes solían hacer con facilidad, por lo que es recomendable tener paciencia cuando están realizando algo que es de su interés, motivarlos a hacer lo que si pueden realizar solos y asignarles actividades diarias y sencillas como: ir juntos a comprar pan o alimentos para el hogar, regar una planta o cuidarla, cepillar a un perro de casa, etc.
  1. Tomarlos en cuenta:Los adultos mayores pueden aconsejarnos al pedirles apoyo ante alguna situación, tienen experiencia y suelen compartir sus ideas y recomendaciones con gusto, pero también les recomendamos tomarlos en cuenta con sus ideas y su manera de realizar las cosas y preguntarles si desean hacer algo en particular, por ejemplo salir de paseo, buscar un libro, hacer alguna actividad con la que pueda sentirse apreciado, con eso fortaleceremos su autoestima.
  1. Realizar actividad física:El ejercicio sin duda es una gran opción para mantener el cuerpo y la mente saludables, por ello, dependiendo de la condición física de cada persona, hay que buscar que realice actividad física, por lo general las recomendadas por los especialistas son de bajo impacto, por ejemplo yoga, caminata, tai chi,lectura, ejercicios mentales y incluso baile, pueden ser grandes alternativas.
  1. Actividades de su interés:Disfrutar la vida con acciones simples, puede ser una excelente opción para poder mejorar la autoestima de la persona que realice manualidades que sean de su interés como: dibujar, pintar, escuchar música, tejer, armar rompecabezas, todo lo que sea con base a los gustos, puede apoyar a los adultos mayores a sentirse con ánimo de disfrutar esas actividades y sentir orgullo de hacerlas.
  1. Vida social y familiar:Convivir con los amigos y la familia es la mejor forma de salir de la rutina, el pasar tiempo de calidad con las personas que queremos, conversar y tener un rato de risas o esparcimiento puede generar que nuestros seres queridos sepan lo importantes que son para nosotros, el dedicar tiempo para compartir  con ellos es fundamental para tener una buena calidad de vida.
  1. Buen cuidado personal:Es común que las personas mayores no preocupen mucho por su higiene personal o aspecto físico, incluso hay quienes tiene mucho tiempo que no se compran una prenda nueva o se han hecho un corte de cabello o lo han teñido, arreglarse las uñas, incluso algunos no han recibido masajes o algún tipo de servicio de spa, por lo que los invitamos a que los animen a un cambio, por ejemplo que un día los lleven a buscar un par de zapatos que sea cómodo para ellos o que vayan a un buen corte de cabello para mejorar su imagen, al verse en el espejo, notarán un cambio favorable y con ello mejorará su autoestima poco a poco, al ver un reflejo que les agrade.

En Nurses Daily enfermeras a domicilio buscamos realizar actividades que ayuden a la salud emocional y física de nuestros pacientes y con gusto los podemos orientar al respecto.contactar AQUÍ

Ejercicios de estimulación cognitiva para pacientes con demencia


 

Es de suma importancia, para una persona con demencia, retardar la evolución de la enfermedad. Recordemos que el Alzheimer, por ejemplo, es un trastorno que afecta principalmente la memoria, por lo tanto es el campo en el que el cuidador primario debe centrar sus esfuerzos para evitar que los síntomas se desarrollen aceleradamente.
Cada paciente es diferente y la estimulación se debe potenciar en el campo que éste lo requiera. Existen ejercicios -físicos y mentales- para trabajar las diferentes habilidades cognitivas de la persona, con estas actividades se consigue frenar el deterioro, mejorar la calidad de vida y extender la funcionalidad independiente del enfermo.
A continuación presentamos una serie de ejercicios, divididos por área, que los cuidadores pueden practicar con sus pacientes, además, cabe mencionar que dichas dinámicas también las puede ejercer alguien que esté interesado en mejorar sus capacidades cognitivas con el afán de prevenir.
Ejercicios para estimular la memoria:
Se practica y mejora la memoria a corto plazo, aunque también se favorece el mantenimiento de recuerdos lejanos.

  • Juegos de memoria con imágenes (memoramas).
  • Juegos de memorización de palabras o frases.
  • Repetición de palabras o números inmediatos.
  • Uso de material visual o verbal, como una canción o fotografías, para revivir recuerdos o información personal del paciente, relacionados a su vida previa a la enfermedad.
  • Incitar al paciente a recapitular su día, haciendo énfasis en actividades comunes y la temporalidad de las mismas como los alimentos que consumió esa tarde o lo que hizo en la mañana.

Ejercicios para estimular el lenguaje:
Para lograr una estimulación efectiva se debe trabajar con el lenguaje oral y escrito por igual. Leer, escribir y describir son las tres acciones principales.

  • Leer el periódico, revistas o artículos.
  • Juegos de asociación de palabras.
  • Ejercicios de escritura. Pueden ser dictados, el parafraseo de un enunciado, descripciones o copias.
  • Descripción detallada de imágenes, situaciones o algún recuerdo preferido.
  • Ejercicios de completar palabras o frases.
  • Descripción de objetos cotidianos. Puede ser incluso de alimentos o familiares.

Ejercicios para estimular la orientación:
La manera más sencilla de fortalecer éste apartado es mediante la interrogación, utilizando preguntas sencillas para ayudar al enfermo a identificar su entorno físico, contexto personal y la temporalidad en la que se encuentra.

  • Orientación personal: Preguntar su nombre, edad, fecha de nacimiento, estado civil u otros aspectos que involucren su identidad.
  • Orientación espacial: Datos como la dirección de su domicilio pueden ayudar, aunque cuestionar de forma más general, como la ciudad o el barrio en el que se encuentra, podría ser lo indicado para un paciente en etapa avanzada.
  • Orientación temporal: Interrogar sobre la fecha completa actual o algún día festivo pronto a ocurrir, estimula este aspecto.

Ejercicios para estimular gnosias y praxias.
Se trabaja principalmente con la percepción y el reconocimiento de formas y características, sean de personas u objetos, así como la práctica de tareas aplicables a la vida cotidiana.

  • Reconocimiento de letras y números en relieve.
  • Reconocimiento facial de familiares o personajes famosos.
  • Tocar objetos cotidianos para reconocerlos.
  • Imitar sonidos para reconocer animales u objetos cotidianos.
  • Nombrar colores y asociarlos a objetos que compartan dicho color.
  • Ejercicios de unir puntos para completar una imagen.
  • Describir la utilidad de objetos cotidianos, permitiéndole al paciente interactuar con ellos.
  • Fomentar el reconocimiento de objetos y sus funciones mediante dibujos.

Si te interesa obtener más información no dudes visitar nuestra página web, síguenos en facebook, o llámanos e infórmate ahora mismo al : 924898754 o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra whatsapp.

Recomendaciones para bañar a un paciente adulto mayor


 

uno de los problemas básicos en los ancianos es la falta de movilidad.

Para las enfermeras que ejercen su profesión, atender a un anciano con falta de movilidad es una tarea complicada para movilizar y sujetar correctamente a las personas mayores y provocar en los ancianos quejas y hasta en ocasiones, una actitud agresiva. Existen algunas recomendaciones a la hora de bañar a los ancianos o familiar que pueden resultarnos de gran utilidad, para hacer esta tarea más sencilla y agradable, tanto para los cuidadores como para los enfermos.

La paciencia y la amabilidad serán sin duda las claves.

Consejos para bañar a los anciano

Mantener un entorno privado y agradable. Siempre hay que entender el cuarto de baño como una habitación privada, por eso hay que mantener la puerta cerrada. Debemos incorporar al momento del baño cualquier accesorio que pueda facilitar la movilidad de los ancianos. Estos accesorios pueden ser: alfombrillas de goma para evitar su deslizamiento, asientos giratorios que se fijan en la bañera para tener mejor acceso, asideros colocados en la pared para que pueda sujetarse, etc.

Es importante tener todo preparado, ropa, toalla a ser posible grande, silla o cualquier elemento que vayamos a utilizar. Evitar en la medida de lo posible ruidos fuertes que puedan perturbar la tranquilidad que buscamos para el momento del baño. Se recomienda hablar suavemente y optar por añadir a este momento una música tranquila, que ayude a relajarse a los ancianos.

Respetar la autonomía. Siempre estaremos ahí para ayudar en todo lo que el mayor necesite, pero sin limitar su autonomía. Esto significa que no debemos realizar nosotros todas las tareas. Hay que observar qué tareas, movimientos, etc. pueden hacer las personas mayores, y dejar que las lleve a cabo siempre que se sienta seguro. Les ayudaremos sólo cuando nos lo pidan o cuando vemos que necesitan ayuda.

Crear una rutina. El baño debe realizarse siempre a la misma hora, ya que para los ancianos dependientes es importante seguir siempre las mismas rutinas. Esto les aporta seguridad en su vida diaria.

Explicarle lo que vamos a realizar. Hay que mantener siempre informado a los ancianos de las tareas que vamos a realizar a continuación para que nada pueda sobresaltarles o asustarles. En caso de contar con la autonomía suficiente, podrá ser el propio anciano quien lleve estas tareas a cabo, mientras nosotros le ayudamos, verbalmente diciéndole lo que debe hacer y sirviéndole de guía.

Prestarle toda nuestra atención. En esta tarea la persona mayor puede sentirse incomoda y vulnerable. Por ello, será siempre muy importante hacer siempre caso a sus comentarios, dudas o indicaciones aunque no estemos de acuerdo. Por ejemplo, si los ancianos nos indican que la temperatura del agua no está a su gusto o si estamos sujetándole demasiado fuerte, etc. Si los mayores sienten que les escuchamos y actuamos según sus indicaciones, conseguiremos que se relajen y sea más fácil realizar esta tarea.

Hacer accesible los útiles de baño. Para poder facilitar la autonomía de las personas mayores es importante que puedan tener acceso a todos los útiles que necesiten para su higiene: champú, suavizante, esponja, albornoz, etc.

Anticiparse a las situaciones difíciles. Mantenerles siempre tranquilos, darle razones de por qué tienen que bañarse, distraerles por ejemplo con conversaciones tranquilas, sosegadas… Y, sobre todo, grandes dosis de paciencia y cariño.

Éstas serán sin duda nuestras mejores consejos a la hora de bañar a los ancianos y realizar las tareas propias del baño e higiene personal. si necesitas de ayuda contacte a nurses daily enfermeras a domicilio > AQUÍ

Cómo tener mejor cuidado a una paciente con demencia senil durante la noche ?


Es común que las personas con alguna forma de demencia comiencen a alterarse conforme se acerca la noche, este problema se denomina agitación vesperal o síndrome vespertino. En estos casos suele aumentar la confusión, haber ansiedad y agitación y una gran dificultad para quedarse dormido.

Asimismo, es posible que la persona con demencia padezca alucinaciones durante la noche. Cuando esto sucede, resulta benéfico evitar que vean cosas con colores brillantes o patrones llamativos así como asegurarse de que la habitación tenga la suficiente iluminación para que no se generen sombras que puedan alterarlos más.

Aún cuando un familiar querido no presente agitación vesperal es recomendable tener una rutina diaria que le ayude a mantener un horario estructurado; fijar horas para cada comida, para acostarse en la noche, para realizar todo tipo de actividades físicas, le orientará y tranquilizará. Cabe agregar que dicha rutina será mejor si durante el día tu familiar o paciente se cansa moderadamente de modo que, llegada la noche, tenga una mayor disposición para dormir.

Para un cuidador puede resultar ser un periodo sumamente agotador, tanto física como emocionalmente, atender a un familiar cuando presenta agitación vesperal. Desde acompañarlo en las horas previas a que se acueste hasta ayudarle en las ocasiones en que deba ir al baño a mitad de la noche, asistirle puede ser un reto.

A continuación presentamos algunos consejos para cuidar mejor de un familiar querido con síndrome vespertino:

  • Disminuir los estímulos
  • Evitar programas de TV o películas con contenido violento
  • No sujetar a tu familiar querido a la cama
  • Consultar al médico antes de darle un fármaco para dormir
  • Evitar hacer ruidos fuertes para que tu familiar querido no se despierte

Asimismo, se debe considerar que si tu familiar o paciente padece de agitación vesperal, seguramente amanecerá cansado y alterado. De ser así, es importante asistirle con mayor precaución en todo momento, pues puede presentarse irritado. La mejor manera de cuidar a alguien que queremos es teniendo paciencia y disposición.

Si te interesa obtener más información no dudes visitar nuestra página web, síguenos en facebook, o llámanos e infórmate ahora mismo al : 924898754 o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra página web. AQUÍ