Contacto ¡Llámanos!Llamanos al 924 898 754

9 alimentos que todo fumador debería comer para limpiar sus pulmones


Limpia tus pulmones de forma natural con estos alimentos.
Fumar es una hábito dañino para la salud, por eso te damos los 9 alimentos que todo fumador debería comer para limpiar sus pulmones

Muchas personas intentan dejar de fumar, unas lo logran y otras no, es muy difícil si ya tienes mucho tiempo y estás acostumbrada. Por eso y para que sea tan fácil dejar este mal hábito, te recomendamos incorporar algunos alimentos a tu dieta, estos te ayudarán a limpiar tus pulmones. Confía en que una buena alimentación puede ser mejor que cualquier medicina y te puede dar una mejor calidad de vida, estos son los 9 alimentos que todo fumador debería comer para limpiar sus pulmones.

Estos son los 9 alimentos que todo fumador debería comer para limpiar sus pulmones:

1. Jengibre

Seguramente has escuchado que el jengibre tienes grandes propiedades y beneficios, bueno, para los fumadores debe ser un gran aliado en su dieta diaria ya que ayuda a aliviar los pulmones de las toxinas que se van acumulando a la hora de fumar y te ayuda contra la acidez que te pueden causar algunos alimentos.

2. Agua

El agua es importantísimo  no nada más para los fumadores, sino para todos los seres vivos. Una persona deshidratada no habrá funcionar su cuerpo de la forma correcta y para ls personas que fuman es todavía más importante que tomen agua, ya que estarás asegurando el mejor funcionamiento de tus pulmones.

3. Limonada tibia

En un vaso con agua tibia agrega el jugo de un limón recién exprimido y bébelo en ayunas, de preferencia con un popote para no dañar el esmalte de tus dientes. Esto funcionará para refrescar y mejorar el estado de tu organismo.

4. Jugo de Zanahorias

Solo necesitar tomar un vaso de jugo natural de zanahorias entre las comidas, esto será para estabilizar el pH del interior de tu cuerpo, en especial de los pulmones.

5. Té de hierbas

El té es un excelente antioxidante ya que contiene excelentes propiedades y te ayuda a aliviar malestares. Para los fumadores, tomar un vaso de té de hierbas en ayunas lograra limpiar los intestinos y eliminar todas las toxinas acumuladas en los pulmones para poder desecharlos.

6. Jugo de piña natural

Necesitas beber un vaso con jugo de piña recién exprimido para poder absorber de mejor manera los antioxidantes naturales que esta fruta nos brinda y con esto lograremos tener una mejor eficiencia del sistema respiratorio.

7. Cebolla

La cebolla es un gran antioxidante, el cual te ayudara a combatir directamente con las toxinas del cigarro. Puedes agregarlo a tus alimentos, hervirlo y tomarlo en té o comerlo crudo. Te todas estas formas podrás captar los componentes beneficios de esta verdura.

8. Jugo natural de arándanos

El juego de arándano es un excelente antioxidante, perfecto para limpiar el organismo. Es por eso que debes beber unos 500 ml de jugo de arándano antes de irte a dormir, para poder ayudarle a tu cuerpo a luchar contra bacterias que pueden irse formando mientras duermes.

9. Toronja

La toronja no es el favorito de muchas personas pero gracias a su fuerte sabor y amargura, esta fruta puede hacer cosas espectaculares en tu cuerpo. Si comes de 1 a 4 porciones de toronja en la semana podrás ayudar a tu cuerpo a reducir los riesgos de padecer cáncer de pulmón.

CUIDADOS DE ADULTOS MAYORES POSTRADOS POR NURSES DAILY


ACTIVIDADES MENTALES.

El paciente debe usar la atención, la memoria, la imaginación y el lenguaje; esto favorecerá el estado de ánimo y su capacidad mental.

Para ello es útil repasar los sucesos de su vida, tal vez con ayuda de fotos, o las noticias del día; preguntarle (y recordarle) lo sucedido ayer, o pedirle información sobre sus familiares.

La imaginación se puede ejercitar si se le pregunta qué espera del día actual, cuál es su opinión sobre cierto tema, cómo cree que se podría solucionar algún problema.

Durante estas conversaciones deben hacerse frecuente referencia a la fecha y circunstancias presentes, para favorecer su orientación. Las reflexiones deben tener un acento optimista, haciéndole presente los aspectos positivos y no los negativos de su situación. Si se logra hacerlo reír debemos felicitarnos.

También pueden ser útiles para la atención, la memoria y el ánimo algunos juegos (dominó, Cartas, juegos de memoria o de atención), la música o el canto, la colaboración en algunas tareas domésticas o los ejercicios indicados por los especialistas en rehabilitación.

A cada uno de los visitantes puede pedirse que colabore en alguna actividad. Muchas veces los familiares o amigos se sienten estimulados a volver si pueden ayudar al paciente, por eso es importante pedir su colaboración.

 ACTIVIDADES FÍSICAS

Debe realizar ejercicios activos y pasivos, es decir ejercicios de flexión y extensión, para evitar que los pacientes se anquilosen y adquieran posiciones viciosas.

 CUIDADO DE LA PIEL

La piel del adulto mayor en cama está expuesta a escaras, infecciones y quemaduras.

Ulceras por decúbito

El término de las alteraciones de la piel relacionado a la prolongada estadía en cama se llama ulcera por decúbito y cuando esta afección se torna de color negro es decir de tejido necrótico se llama escara.

Las ulceras por presión, aparecen porque una zona de protuberancia ósea (talones, cara interna de rodillas, caderas, sacro, codos, etc.), sufre presión, que luego de dos horas, la circulación sanguínea a ese nivel se ve disminuida y por tanto hay muerte celular.

Los estadios de la ulcera por presión si distingue por la colación de la piel, primero está enrojecida, violácea y por ultimo negra (necrosis – muerte celular)  que con frecuencia se infecta.

Los adultos mayores tienen alto riesgo de sufrir ulceras por presión, esto debido a las características propias de la piel del anciano, donde  la capa externa de la piel (epidermis) se adelgaza, es por ello que es más sensible a cualquier lesión.

Si a ello sumamos los factores predisponentes como son la inmovilidad, la desnutrición, la pérdida de sensibilidad o conciencia cuando existe un daño cerebral. También influye la mala circulación, como puede verse en diabéticos, y la pérdida del control de esfínteres. El adulto mayor, es frágil a lesiones de la piel.

¿Qué acciones tomar para prevenir la ulcera por presión?

Evitar la inmovilidad. Si el paciente está postrado, deben hacerse cambios de postura cada dos horas. Puede ser colocado de espaldas, de lado o boca abajo. En cada postura debe evitarse que las extremidades o la cabeza queden en posición incómoda, que los talones se compriman contra el colchón (con almohadilla en los tobillos), que las rodillas se compriman una contra otra si está de lado.

Los pies deben mantenerse en 90° con algún apoyo y para evitar que las frazadas los presionen pueden usarse alza ropas; es recomendable uso de frazadas polares, pues abrigan y no pesan.

Si está boca abajo el tronco debe colocarse sobre una almohada.

Los cambios de posición deben complementarse con la protección de las zonas vulnerable, usando rodelas, protectores de codo, almohadillas, taloneras, vendas en los pies.

Si usa colchones anti escaras, no debe obviar los cambios de posición cada dos horas.

Además se recomienda mantener la piel limpia y seca, especialmente en los pliegues. Si se observa una zona enrojecida o ampollada, podría llegar a escararse y debe protegerse con más cuidado, se pude usar parches hidrocoloides.

La sábana debe estar bien extendida y limpia, ya que las arrugas u objetos extraños pueden erosionar una piel frágil.

Esta piel puede lubricarse haciendo fricciones en forma circular con cremas dos veces al día, especialmente en las zonas de apoyo.

Es importante evitar que las ulceras se infecten, las curaciones dependen de con que sistema se está curando, en esta web usted podrá hacer revisión de cura en ambiente húmedo y cura en ambiente seco.

Recordemos que la piel del paciente postrado también suelen infectarse por desaseo, especialmente en los pliegues (mamas, región inguinal, escroto) de pacientes obesos o diabéticos.

Según su naturaleza, además del aseo (con jabón o con emulsiones limpiadoras) deben usarse cremas o pomadas con antibióticos.

LA NUTRICIÓN.

Incluye el aporte de alimentos y de líquido. Los adultos mayores pueden sentir poca sed y se deshidratan con facilidad; el calor, la fiebre o los diuréticos también pueden deshidratar. Los líquidos deben administrarse con el paciente sentado y en pequeña cantidad cada vez. La cantidad diaria debe fluctuar entre 1,5 y 2 litros, incluyendo el líquido de las comidas. Puede restringiese después de cenar para disminuir la orina durante la noche.

Es importante mencionar que se debe tener cuidado con los paciente con diagnóstico de insuficiencia cardíaca y renal. Esto debido a que ellos deben tener un aporte restringido de líquidos.

Si se alimenta por boca es importante la buena presentación y el sabor. La administración debe ser con el paciente bien sentado con la cabecera en 90°, previamente y después debe haber higiene oral.

La alimentación debe ser suficiente y balanceada; muchas veces los ancianos no tienen mucho apetito o si cursan con alguna infección, el apetito se ve disminuido, por ello se debe dar la dieta fraccionada hasta en 5 partes, y complementarse con vitaminas.

La textura de la dieta va a depender de la tolerancia del paciente, recordemos que a los pacientes con demencia senil, este cuadro se va agudizando, y el paciente llega a la disfagia (no deglute la comida), y esto se da progresivamente. Es por ello que si comienza a toser cuando deglute, es un signo que estos alimentos están pasando a la vía aérea y es posible que deba dar los alimentos bien triturados o como puré, con los líquidos el paciente te atorará aún más, se recomienda echar un poco de chuño para que tengan un ligero espesor.

Si no traga bien y existe riesgo de aspiración de alimentos hacia los bronquios, puede colocarse una sonda nasogástrica

En último de los casos, el paciente necesitará una sonda nasogástrica para alimentarse, ante un inminente riesgo a aspirarse, es decir que los alimentos pasen a la vía respiratoria, esto sí pondría en riesgo la vida del paciente con una neumonía por aspiración.

Por otra parte recordemos que los pacientes postrados tienden a estreñirse, esto debido en principio a la inmovilidad, y es necesario que la dieta contenga frutas y verduras, que aportan fibra y junto al líquido evitan la estitiquez (estreñimiento) y las infecciones urinarias.

EL CUIDADO DE LA BOCA

Está destinado a prevenir lesiones e infecciones. Debe hacerse un aseo cuidadoso después de cada comida, con un cepillo suave y flexible. El cepillado debe ir de la encía al borde del diente, para arrastrar los restos de alimento.

Pueden agregarse enjuagatorios. Si usa prótesis deben asearse cuidadosamente todos los días. También debe evitarse la sequedad de la boca dando bastante líquido y protegiendo la mucosa oral con glicerina o miel de bórax.

Si los pacientes usan inhaladores deben hacerse higiene bucal luego de su administración, pues este tipo de medicamentos producen hongos bucales.

MANEJO VESICAL E INTESTINAL

Un adulto mayor puede presentar incontinencia de orina o deposiciones, con maceración e infecciones de la piel. También puede presentar estreñimiento y retención de orina con molestias e infecciones urinarias.

Si es posible, debe llevársele al sanitario todos los días. Si no es posible puede hacerlo en una “chata”; otras veces debe usar pañales y ser aseado cada vez que sea necesario.

El estreñimiento puede evitarse con fibras, abundantes líquidos y a veces laxantes. Solo ocasionalmente se necesita recurrir a enemas o extracción manual de deposiciones impactadas.

En caso de incontinencia de orina se recomienda en el varón el uso de un colector urinario o pañal para adultos. En la mujer se usa pañal; también se le puede colocar la chata de vez en cuando, para que orine sin mojar el pañal. Un hule debajo de la sábana protege el colchón, por si fallan las medidas ya mencionadas.

En caso de que porten sonda vesical (Foley), nunca levantar la bolsa colectora por arriba del paciente echado o por arriba de la cintura en paciente sentado. Esto provoca infecciones urinarias pues la orina no estéril retorna hacia la vejiga. Entonces para movilizar un paciente en cama o sentado, debemos clampar o acodar la conexión de la sonda, y de esta manera evitaremos el retorno de la orina hacia la vejiga.

CUIDADO DE LA CUIDADORA.

 La persona que cuida al adulto, mayor generalmente es una enfermera, la esposa o una hija del paciente. Estos pacientes requieren cuidado las 24 horas del día y la necesidad de estar constantemente alerta por si sucede algo, la necesidad de pequeñas atenciones continuas pueden ser más agotadoras que el esfuerzo físico. Muchas veces la cuidadora sacrifica su vida personal, deja de trabajar, deja de salir y queda aprisionada al lado del paciente. Esto causa stress y agotamiento y puede conducir a enfermedades físicas o psicológicas.

Por esto se recomienda que se establezcan turnos, que toda la familia colabore en el cuidado del paciente, que la cuidadora principal tenga por lo menos un día libre para su higiene mental y que sea atendida si se agota o se enferma.

No se debe esperar que la cuidadora esté agotada para pedir ayuda, sino que deben hacerse reuniones de familia para plantear la necesidad de colaborar apenas se produzca la postración o apenas llegue el enfermo desde el hospital a la casa. Si la reunión se hace con el médico, los familiares tendrán la oportunidad de expresar todas sus dudas o temores.

Hipertensión arterial: causas, síntomas y tratamientos


La hipertensión (también conocida como presión arterial alta) es una afección grave que ocurre cuando  la presión de la sangre es mayor de lo que debería ser.

Cualquier persona puede desarrollar hipertensión arterial, sin embargo, es más común a medida que se envejece.

Cada vez que su corazón late, bombea sangre al resto de su cuerpo a través de las arterias. La presión arterial se crea por la fuerza de la sangre contra las paredes de la arteria. Si es consistentemente alta, agrega una tensión extra en el corazón y los vasos sanguíneos. Esto puede aumentar el riesgo de un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, apoplejía y otras afecciones como la enfermedad renal y demencia.

¿Qué es?

La hipertensión arterial es una enfermedad frecuente que afecta a un tercio de la población adulta. Se produce por el aumento de la fuerza de presión que ejerce la sangre sobre las arterias de forma sostenida. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como infarto de corazón, accidente cerebrovascular, daño renal y ocular, entre otras complicaciones. Se puede evitar si se controla adecuadamente.

¿Cuáles son sus causas?

Se desconoce el mecanismo de la hipertensión arterial más frecuente llamada “esencial», «primaria» o «idiopática» aunque existen factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la sufren. La herencia (padres o hermanos hipertensos), el sexo masculino, la edad, la obesidad, la ingesta de sal, el consumo excesivo de alcohol, el uso de algunos fármacos (incluso los de venta libre) y la poca actividad física o sedentarismo determinan la hipertensión.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La única manera de detectar la hipertensión es su medición. Muchas personas tienen la presión arterial elevada durante años sin saberlo. Existen dos medidas: la presión arterial sistólica (PAS) o máxima y la presión arterial diastólica (PAD) o mínima. Se considera presión arterial alta (hipertensión) cuando dicha medición máxima es mayor o igual a 140 y la mínima es de 90.

¿Cómo es el tratamiento?

La hipertensión, en la mayoría de los casos, no puede curarse pero si puede controlarse. Para lograrlo debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. La medicación es sólo una parte de ese tratamiento. El médico también suele recomendar, si es necesario, una alimentación saludable para perder peso, no abusar del consumo de sal y alcohol y la importancia de realizar actividad física con regularidad.

Consejos para la persona con hipertensión:

  • Reducir el peso corporal si tiene sobrepeso.
  • Reducir el consumo de sal a 4-6 gramos al día.
  • Reducir la ingesta de alcohol, que en las mujeres debe ser inferior a 140 gramos a la semana y en los hombres, inferior a 210 gramos.
  • Realizar actividad física como pasear, correr moderadamente, nadar o andar en bicicleta, de 30 a 45 minutos, un mínimo de 3 veces por semana.
  • Reducir el consumo de café.
  • Consumir alimentos ricos en potasio como legumbres, frutas y verduras.
  • Abandonar el hábito de fumar.
  • Seguir una alimentación saludable rica en ácidos grasos poliinsaturados (pescado, maíz, soja, girasol, calabaza y nueces) y pobre en grasas saturadas (patatas fritas, productos de pastelería y grasa vacuna).

Si Ud. es hipertenso acuda o llame a un servicio de urgencias en caso de:

  • Dolor de cabeza muy intenso y repentino.
  • Dificultad para hablar y levantar un brazo o parálisis facial.
  • Mareos o vértigo.
  • Visión borrosa.
  • Dolor en el pecho o sensación de falta de aire.

El Síndrome de Guillain-Barré


El síndrome de Guillain-Barré, recientemente asociado a la infección por el virus Zika, es una parálisis progresiva de aparición aguda.
Este síndrome es un trastorno poco frecuente en el cual el sistema inmunitario del organismo ataca los nervios. Por lo general, los primeros síntomas son debilidad y hormigueo en las extremidades.
Estas sensaciones se pueden propagar con rapidez y, tarde o temprano, se produce una parálisis en todo el cuerpo. La forma más grave del síndrome de Guillain-Barré constituye una emergencia médica. La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad deben ser hospitalizadas para poder recibir tratamiento.
Se desconoce la causa exacta del síndrome de Guillain-Barré. Sin embargo, por lo general, este trastorno es precedido por una enfermedad infecciosa, como una infección respiratoria o una gastroenteritis vírica.
No se conoce ninguna cura para el síndrome de Guillain-Barré, pero varios tratamientos pueden aliviar los síntomas y reducir la duración de la enfermedad. La mayoría de las personas se recuperan del síndrome de Guillain-Barré, aunque es posible que algunas puedan padecer efectos prolongados del síndrome, como debilidad, entumecimiento y fatiga.

SÍNTOMAS
El síndrome de Guillain-Barré suele empezar con un hormigueo y debilidad que comienza en los pies y las piernas, y luego se extiende a la parte superior del cuerpo y los brazos. En aproximadamente la mitad de las personas con este trastorno, los síntomas empiezan en los brazos o en el rostro. A medida que el síndrome de Guillain-Barré avanza, la debilidad muscular puede evolucionar a una parálisis.
Los signos y síntomas del síndrome de Guillain-Barré pueden ser:
•Cosquilleo o sensación de hormigueo o pinchazos en las muñecas, los tobillos o los dedos de las manos o de los pies
•Debilidad en las piernas que se extiende a la parte superior del cuerpo
•Marcha inestable o incapacidad para caminar o subir escaleras
•Dificultad para mover los ojos o los músculos faciales, incluso para hablar, masticar o tragar
•Dolor intenso que puede sentirse en forma continua o como un calambre y puede empeorar por la noche
•Dificultad para controlar la vejiga y la función intestinal
•Frecuencia cardíaca acelerada
•Presión arterial baja o alta
•Dificultad para respirar
El momento de debilidad máxima, en las personas con síndrome de Guillain-Barré, suele ser a las dos o cuatro semanas después de que comenzaron los síntomas.

TIPOS
Ahora se sabe que el síndrome de Guillain-Barré, que alguna vez se creyó era un trastorno único, puede presentarse de diferentes formas. Estos son los principales tipos:


•Polineuropatía aguda inflamatoria desmielinizante, el tipo más frecuente en los Estados Unidos. El signo más frecuente de la polineuropatía aguda inflamatoria desmielinizante es la debilidad muscular que comienza en la parte inferior del cuerpo y se propaga hacia arriba.
•Síndrome de Miller Fisher, en el cual la parálisis comienza en los ojos. El síndrome de Miller Fisher también se asocia con marcha inestable. Este síndrome representa aproximadamente el 5 por ciento de los casos de personas con síndrome de Guillain-Barré en los Estados Unidos, aunque es más frecuente en Asia.
•Neuropatía axonal motora aguda y neuropatía axonal sensitivomotora aguda, que son menos frecuentes en los Estados Unidos. Sin embargo, estos dos tipos son más frecuentes en China, Japón y México.

CUÁNDO CONSULTAR AL MÉDICO
Llama al médico si sientes un hormigueo leve en los dedos de los pies o de las manos que no parece propagarse ni empeorar. Busca atención médica de urgencia si tienes alguno de estos signos o síntomas graves:
•Un hormigueo que comenzó en los pies, o en los dedos de los pies, y que ahora se propaga hacia la parte superior del cuerpo
•Un hormigueo o una debilidad que se propaga rápidamente
•Falta de aire o dificultad para recuperar el aliento cuando te recuestas
•Te ahogas con saliva
El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno grave que requiere hospitalización inmediata, porque puede empeorar con rapidez. Cuanto antes se comience con un tratamiento adecuado, más posibilidades habrá de obtener un buen resultado.

CAUSAS
No se conoce la causa exacta del síndrome de Guillain-Barré. El trastorno, por lo general, aparece unos días o unas semanas después de una infección respiratoria o digestiva. En raras ocasiones, una cirugía reciente o una vacunación pueden provocar el síndrome de Guillain-Barré. Recientemente, se han notificado algunos casos después de la infección con el virus del Zika.
En el síndrome de Guillain-Barré, el sistema inmunitario (que suele atacar a los microorganismos invasores) comienza a atacar los nervios. El tipo más frecuente del síndrome de Guillain-Barré en los Estados Unidos, la polineuropatía aguda inflamatoria desmielinizante, lesiona la capa protectora de los nervios (vaina de mielina). La lesión impide que los nervios transmitan las señales al cerebro y esto provoca debilidad, entumecimiento o parálisis.

FACTORES DE RIESGO
El síndrome de Guillain-Barré puede afectar a personas de todas las edades. Sin embargo, puedes tener un riesgo levemente mayor si presentas las siguientes características:
•Eres hombre
•Eres un adulto joven
Los desencadenantes del síndrome de Guillain-Barré son los siguientes:
•Con mayor frecuencia, la infección por campylobacter, un tipo de bacteria que, por lo general, se produce por comer carne de ave mal cocida
•Virus de la influenza
•Citomegalovirus
•Virus de Epstein-Barr
•Virus del Zika
•Hepatitis A, B, C y E
•El VIH, el virus que causa el sida
•Neumonía por micoplasma
•Cirugía
•Linfoma de Hodgkin
•Rara vez, las vacunas contra la influenza o las vacunas recibidas en la niñez

COMPLICACIONES
El síndrome de Guillain-Barré afecta los nervios. Como los nervios controlan los movimientos y las funciones corporales, las personas con síndrome de Guillain-Barré pueden presentar lo siguiente:
•Dificultad para respirar. La debilidad o la parálisis pueden propagarse a los músculos que controlan la respiración, una complicación potencialmente mortal. Hasta un 30 por ciento de las personas con síndrome de Guillain-Barré necesitan la asistencia temporal de un respirador cuando están hospitalizadas para recibir tratamiento.
•Entumecimiento residual u otras sensaciones. La mayoría de las personas con síndrome de Guillain-Barré se recuperan por completo o solo quedan con un entumecimiento, un hormigueo o una debilidad residual menor.
•Problemas cardíacos y de presión arterial. Las fluctuaciones en la presión arterial y los ritmos cardíacos irregulares (arritmias cardíacas) son efectos secundarios frecuentes del síndrome de Guillain-Barré.
•Dolor. Cerca de la mitad de las personas con síndrome de Guillain-Barré sufren dolores nerviosos (neuropatías) intensos, que se pueden aliviar con medicamentos.
•Problemas con el funcionamiento de la vejiga y del intestino. El síndrome de Guillain-Barré puede provocar síndrome de intestino perezoso y retención urinaria.
•Coágulos sanguíneos. Las personas inmovilizadas por el síndrome de Guillain-Barré tienen riesgo de presentar coágulos de sangre. Hasta que puedas caminar sin ayuda, tal vez te recomienden tomar anticoagulantes y usar medias de compresión.
•Úlceras de decúbito. Estar inmovilizado también aumenta el riesgo de padecer úlceras de decúbito (úlceras de presión). El cambio frecuente de posición puede ayudar a evitar este problema.
•Recaída. Alrededor del 3 por ciento de las personas con síndrome de Guillain-Barré presentan una recaída.

Los síntomas tempranos y graves del síndrome de Guillain-Barré aumentan de manera significativa el riesgo de complicaciones graves a largo plazo. En raras ocasiones, el paciente muere por complicaciones como síndrome de dificultad respiratoria y ataque cardíaco.